• Regístrate
Estás leyendo: Adiós a las becas y apoyos del taller de teatro
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 23:36 Hoy

Adiós a las becas y apoyos del taller de teatro

El nuevo director del Centro Cultural José R. Mijares, Evodio Seáñez Aguilera, retiró los apoyos e incrementó en un 50% los pagos, lo que lo orilló al maestro Gilberto Alanís a trabajar en otro espacio.


Publicidad
Publicidad

Con un taller de teatro para alumnos avanzados que cobraba 200 pesos mensuales, el actor y director de teatro, Gilberto Alanís, explicó que los planes de impulsar a niños y jóvenes se vinieron abajo luego de que el director del Centro Cultural José R. Mijares, Evodio Seáñez Aguilera, retiró los apoyos e incrementó en un 50 por ciento los pagos por concepto de sus servicios, lo que lo orilló a trabajar en otro espacio.

"Yo básicamente llego del DF y le planteo en una junta de maestros quién soy. Necesitaba decirle que no soy ningún improvisado, porque llegué al Centro Cultural por mi amigo y maestro Alejandro Alvarado y no por lo que pudiera tener de dinero como un ingreso porque realmente es algo muy simbólico el porcentaje con el que te quedas".

Alanís mencionó que mientras Blanca Maltos estuvo en la dirección del recinto cultural, las becas completas se pudieron ofrecer sin problemas para los alumnos principiantes, situación que considera valiosa.[OBJECT]

Además se pensó que hacer un rally de teatro independiente y ofrecer diplomados trayendo actores desde la Ciudad de México.

Gilberto Alanís estudió en el Centro Universitario de Teatro (CUT) de la Universidad Nacional Autónoma de México y como actor se mantiene activo en series de televisión como Érase una vez y El César. Además imparte clases en la Escuela de Artes Escénicas de la UAdeC.

"Tengo forma de crear un vínculo y se planteaba hacer un grupo de teatro sólido que funcione como una compañía y que pudiera salir a festivales en convocatorias para grupos de cualquier tipo. Cosas en las que yo quería volcarme porque soy de aquí pero vengo de México a traer todas las herramientas, las pocas o muchas que pude reunir para compartir con mi gente", mencionó.

Por lo que respecta a la relación que entabló con el actual director del José R. Mijares, mencionó que la posición se volvió unilateral y tajante desde la primera vez que se reunió Seáñez Aguilera con los maestros.

El maestro de teatro dijo que cualquier maestro en el espacio tiene la libertad de becar a personas en las cuales se observa talento y la falta de recursos económicos.

A ello, dijo, se le debe sumar el hecho de que los alumnos no trabajan aún y son estudiantes de condiciones precarias.

"Hasta cierto punto somos responsables desde la ética, al menos yo lo veo así, de impulsarlos y de ofrecerles una alternativa para que permanezcan. Yo no estoy en la posición de la maestra Karla que le pueden todos estos años. Yo acabo de llegar y es muy triste que me trunquen y me limiten diciendo que no puedes hacer promociones, que no puedes salir a la calle con tu grupo, porque es parte del reglamento que Evodio hizo".

Aunque el director le comentó que su mensualidad se establecería en 300 pesos y que le tocaría más dinero, Gilberto Alanís no lo aceptó pues no depende del trabajo del Centro Cultural José R. Mijares y mantiene sus propios proyectos.

"Fui a la Plaza Mayor con mis alumnos para probarlos, para aprender a improvisar. Y que te limiten por burocracia porque ni siquiera puedes promover en medios de comunicación lo que está haciendo tu grupo de teatro, porque tiene que pasar por un filtro, yo digo gracias porque no me conviene, y prefiero llevarme a mi grupo, trabajar en otro espacio".dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.