Un siglo de abrir el vestidor de las primeras damas de EU

De Martha Washington a Michelle Obama, las dueñas de las prendas.
Se exponen más de 200 años de historia.
Se exponen más de 200 años de historia. (EFE)

Washington

Entre el vestido que llevaba Martha Washington en 1789 y el que lució Michelle Obama en 2013 han pasado más de 200 años de historia. Cuando se cumple un siglo de una de las exposiciones más visitadas de Estados Unidos, la pregunta es si el próximo modelo será el de la primera presidenta de ese país.

Desde 1914 el Instituto Smithsoniano colecciona un vestido de cada “señora” de la Casa Blanca. La mayoría de ellas han sido las mujeres de los presidentes, pero sobrinas, hijas y nueras también han sido anfitrionas en esa sede.

En la tercera planta del Instituto Smithsoniano hay largas filas para recorrer la historia de las primeras damas y la huella que dejaron al frente de un cargo sin tareas definidas y que cada una de ellas modeló de acuerdo a su personalidad y aspiraciones.

En 1914 la exposición del Smithsonian sobre las primeras damas se convirtió en la primera de la nación consagrada enteramente a la mujer. Hoy, con la ayuda del poder evocador de los vestidos, es un recorrido por el papel de la mujer dentro y fuera de la Casa Blanca.

Expuestos en maniquíes con la figura de las primeras damas, los modelos trasladan al visitante a cenas y recepciones de Estado del pasado y a recientes ceremonias de investidura.

Pocas primeras damas se convirtieron en iconos de estilo, aunque influyeron en la moda de su época: Michelle Obama, quien ha popularizado los vestidos sin tirantes y Eleanor Roosevelt, quien  mostró lo práctico de la ropa ya confeccionada a una mujer que empezaba a tener una vida más ocupada, son dos ejemplos.

Pero nada fue comparable al Jackie look: los modelos que Oleg Cassini diseñó para Jacqueline Bouvier Kennedy.