• Regístrate
Estás leyendo: Abren nuevas vías en el estudio de la monarca
Comparte esta noticia

Abren nuevas vías en el estudio de la monarca

Especialistas sugieren que la menor disposición de algodoncillo en el este de EU podría no ser la única causa del descenso en las colonias.
Publicidad
Publicidad

El descenso de 96.3 por ciento de 1997 a 2014 en las colonias de mariposas monarcas que hibernan en los santuarios del Estado de México y Michoacán disparó la atención sobre la situación de estos insectos. De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus silgas en inglés), en ese periodo la ocupación en la zona se desplomó de 18.19 a 0.67 hectáreas.

Autoridades de Canadá, Estados Unidos y México, los tres países que recorre la monarca en su proceso migratorio, han atendido el problema de la mano de la iniciativa privada.

El cambio climático y la disminución de la planta asclepia o algodoncillo de la que se alimenta y en donde coloca sus huevecillos la mariposa en su paso por Estados Unidos, han sido señalados como dos de los factores que han afectado la llegada a las zonas de hibernación en la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca.

Sin embargo, una serie de estudios publicados en los Anales de la Sociedad Entomológica de América (ESA, por sus siglas en inglés), abren la discusión a nuevas posibles causas que abonan a la disminución en las colonias de monarca en su etapa de hibernación en México, aunque, cabe señalar, en la temporada invernal 2014-2015 hubo una ligera recuperación, a 1.13 hectáreas, y se espera que en la actual temporada se duplique la ocupación.

“Los resultados me hacen preguntarme si realmente tenemos la evidencia más fuerte para decir que sabemos lo que está causando el declive que vemos en (la llegada a) México”, explicó Leslie Ries, ecologista de la Universidad de Georgetown en Washington, DC, y autora de uno de los estudios.

De acuerdo con las investigaciones, si bien se registró un fuerte descenso en la llegada de las colonias del insecto a México, el análisis de una zona clave en la fase de cría en el verano, que se extiende desde el medio oeste de Estados Unidos hasta el sur de Canadá, no reveló una caída similar.

“Los resultados colectivos de estos estudios deben tener un impacto significativo en nuestra comprensión actual de la dinámica de la población de la mariposa monarca en el este de Estados Unidos”, se explica en los anales de la ESA.

Se sugiere que el cambio no ha sido igualmente dramático en la recolonización del área de reproducción durante el verano.

El estudio Tendencias a largo plazo de la mariposas monarca en el Oriente Norteamérica, de Andrew K. Davis y Lee A. Dyer, señala que “durante muchos años, el estado de la población monarca en el este de América del Norte ha sido juzgado únicamente en el tamaño de la cohorte de hibernación en México, en gran parte debido a la comodidad y la falta de otras opciones. No habían sido analizados y puestos a disposición conjuntos de datos comparables de otros programas de seguimiento a largo plazo”.

Al respecto, Carl Stenoien, Kelly R. Uñas y Karen S. Oberhauser señalan en el estudio Hábitat, productividad y patrones temporales de la mariposa monarca en el este de Estados Unidos, señalan que la disminución de la disponibilidad de hábitat de reproducción se ha señalado como la principal causa del descenso en el número de las colonias que llegan a las zonas de hibernación.

“Sin embargo, es difícil documentar el tamaño de la población durante el ciclo anual de reproducción debido que las monarcas se dispersan sobre un área grande, y los huevos y larvas son monitoreados sólo en zonas del área de algodoncillo”, explican.

Los investigadores explican que si bien se señala la falta del algodoncillo, los estudios recientes muestran que las monarcas no necesariamente parecen tener un acceso limitado al algodoncillo, pues rara vez utilizan todas las plantas de un área que cuenta con las condiciones necesarias para la supervivencia y reproducción de la monarca.

“Por lo tanto, el análisis de los números de sobre las colonias de mariposas monarca requerirán la comprensión de cómo utilizan el hábitat de reproducción restante”, afirman.

Pendientes

El resumen de los estudios señala la necesidad de abundar en el estudio de los efectos potencialmente dañinos que puede tener el cambio climático en la migración y población de la mariposa monarca.

“Se espera que las temperaturas sean más cálidas en el área de reproducción hacia el norte, lo que podría dar lugar a mayores distancias para viajar a los sitios de hibernación (y por extensión, una mayor mortalidad migratoria). Ya hay señales de esto, y los primeros avistamientos de descanso se están observando cada vez más al norte, y la llegada a los sitios de hibernación está empezando a mostrar signos de retraso”, afirman los investigadores.

Agregan que aún no se puede predecir con exactitud la respuesta de las especies ante el cambio climáticos, por lo que se hace necesario investigar la situación para la comprensión y mejor conservación de las monarcas.

En resumen, los estudios publicados en los anales de la ESA sugieren la necesidad de ampliar los estudios sobre las causas en el descenso de las poblaciones de mariposas monarcas que llegan a hibernar en territorio mexicano.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.