En 2016, abre sus puertas el Barroco Museo Internacional

El proyecto del japonés Toyo Ito se construirá en la Vía Atlixcáyotl, y su inauguración será con la exposición temporal: "Tornaviaje. La Nao de China y el Barroco en México"

Puebla

El Museo Internacional del Barroco, cuya inversión superará los mil 300 millones de pesos, será inaugurado a principios de 2016, contará con dos plantas distribuidas en auditorios, terrazas, museos, salas temporales, áreas de colecciones especiales, restaurante, cocina y un bar.
De acuerdo con el proyecto de Toyo Ito, en poder de Milenio Puebla, el edificio del Barroco Museo Internacional (BMI) estará ubicado en la zona de la Unidad Territorial Atlixcáyotl, entre el campus Puebla del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey y la vía Municipio Libre, al sur de la capital poblana, en San Andrés Cholula.
Se trata de un edificio de aproximadamente 18 mil 500 metros cuadrados que incluye, además del edificio propiamente del BMI, jardines, estacionamiento, accesos y otros que serán construidos en cinco hectáreas de las 45.7 que componen el predio UDU-SA-18 de la Unidad Territorial Atlixcáyotl, donde está el Parque Metropolitano.
La fecha de inauguración del BMI se prevé para inicios del año 2016. Su primera exposición temporal será "Tornaviaje. La nao de China y el Barroco en México".
Una proyección del edificio central del BMI muestra que en la planta baja habrá un "gran patio" al que rodeará la construcción, que en el lado oriente, de sur a norte tendrá un auditorio, una sala para "El Barroco contemporáneo"; otra de "Artificios del oído" y una más: "Deleitar y conmover (de artes escénicas)". La construcción concluye con una terraza.
De oriente a poniente, en la cara norte del BMI estará el espacio "Letras Barrocas", "Pintura y escultura" y "El sentimiento barroco" (sobre arquitectura). La cara poniente tendrá, en la esquina con el norte una bodega de tránsito y un muelle de carga y yendo hacia el gran patio las salas "Angelópolis", "Theatrum mundi", el hall del museo y, virando hacia el oriente la "Sala de la gran escalera" y la tienda.
En la cara poniente, junto a bodega y el muelle estarán tres salas: las de exposiciones temporales 1 y 2, y la de las colecciones especiales. En el lado sur del edificio, yendo de poniente a oriente estará el guardabultos, la antesala del Enlace Educativo, al que seguirá el hall de entrada, junto al cual estará el hall del auditorio.
En el primer piso, en el lado oriente, de sur a norte tendrá una terraza, un bar, una cocina y junto a éstos un restaurante; la construcción concluye con otra terraza. De oriente a poniente, en la cara norte estarán las oficinas para llegar a la esquina con el poniente donde estarán los talleres de museografía, la bodega de material museográfico y siguiendo hacia el sur habrá dos bodegas de colecciones, el área de mantenimiento y la oficina de servicios educativos.
El lado sur del primer piso tendrá el área de Enlace educativo, una terraza y el área del "Encuentro internacional del Barroco"; hacia el centro complementará el piso un hall distribuidor y la zona de Difusión Cultural.

UN MUSEO MAGNÍFICO, COMPLEJO

"Es la primera vez que en nuestro país vamos a tener un museo dedicado al barroco internacional, no sólo al de México, por lo que ha causado un enorme interés, entre otras causas porque Puebla es la capital barroca de México; se lo digo yo que ya he estado en Estados Unidos, Austria, España, Francia para este proyecto. Aquí tenemos un gran patrimonio barroco: fue desde aquí donde Europa y Asia se comunicaron en la Nao de la China, que es el momento sublime del barroco internacional. Entonces, que nosotros vayamos a tener esa institución nueva, audaz, muy avanzada es lo que ha despertado un grandísimo interés", afirma el secretario de Educación Pública Jorge Alberto Lozoya Legorreta en entrevista exclusiva.
El BMI es una obra magnífica, compleja. Tiene un presupuesto superior a los mil 300 millones de pesos; hay una importantísima presencia de finanzas federales, muy generosas; hay la presencia del estado de Puebla, donde va a ser construido y luego va a haber muy importantes contribuciones del sector privado, principalmente en las colecciones del museo.
Contará con recursos federales, estatales y la presencia activa, desde el principio del sector empresarial, de sus fundaciones, que están con nosotros desde el diseño mismo, agregó.
La construcción física en sí, empieza en un par de meses, detalló el funcionario: está todo listo, y nos vamos a dedicar a esto muy intensamente dos años, para estar listos a principios del año 2016. Hay una serie de salas en el BMI que van desde la música, la mujer en el Barroco. "Yo anhelo que esta institución sea un homenaje a Sor Juana Inés de la Cruz, una poeta que está a la altura de los grandes genios del barroco; merece el mismo sitial mundial que Vivaldi, que Mozart, que Händel, y lo va a tener."
Además de las salas permanentes, habrá de todo: ciencia, naturaleza, experimentación científica, salas de exposiciones temporales y la primera será dedicada a la Nao de la China o el Galeón de Manila que es una parte constitucional de la identidad poblana, explicó Lozoya Legorreta.
El funcionario recordó: durante más de 200 años en la ciudad de Puebla fue la feria de la Nao de la China: llegaban los productos a Acapulco, subían a Puebla y se hacía lo que hoy llamaríamos la gran feria comercial, donde se vendían los productos para México y el último tercio salí para Veracruz, de donde salía a Europa; y de regreso, los productos europeos también pasaban por aquí. Por eso el auge histórico, arquitectónico y artístico de Puebla que ha sido siempre un sitio muy rico. Por esa razón esa será la primera exposición temporal, anotando que México, y Puebla vuelven a Asia en el siglo XXI con nuestros socios latinoamericanos y de Canadá y Estados Unidos: China ya es nuestro segundo socio comercial.

Convertir a Puebla en metrópoli del conocimiento, el objetivo

Sobre la ubicación del Barroco Museo Internacional (BMI) en Puebla, Jorge Alberto Lozoya Legorrtea, secretario de Educación Pública, explica:
“Estamos convencidos de que Puebla tiene todos los elementos para convertirse en una metrópoli del conocimiento, como es Kyoto en Japón, cercana a la megalópolis que es Tokio donde, los que viven en ésta van a descansar, a ver arte, naturaleza, a reflexionar, a comer bien; en el caso de Puebla, tiene la primera cocina certificada mundialmente por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad; tenemos más de 300 instituciones de educación superior, contando con las mejores universidades privadas de México.”
Asegura que recientemente se ha incrementado más del 170 por ciento la presencia del turismo, “porque  estamos haciendo una ciudad muy avanzada en la que se pueda vivir bien del conocimiento, del arte, del buen comer, del buen hospedar, con hoteles que tiene obras de arte en sus paredes. Eso es lo que se considera a nivel internacional una metrópoli del conocimiento; en el gobierno del estado estamos trabajando para consolidar a la ciudad como una Metrópoli del conocimiento. En eso, el BMI es muy importante”.
En el BMI, dice, habrá grandes obras de arte, pero está concebido como todos los grandes museos del mundo, como un centro de convergencia, de convivencia, de aprendizaje en el que lo mismo se irá a aprender de política que de cocina; habrá cursos de música o de estructuras políticas; va a haber una gran tienda, muy bonita; un gran restorán, etcétera, para que todos sintamos, y nuestros visitantes en Puebla, que están llegando a un gran centro vivo, dinámico, donde la experiencia de todos los sentidos sea fuerte. Va a ser una institución de gran avanzada tecnológica.
“El BMI es un homenaje a la herencia mexicana y poblana. No se trata de despojar a nuestros recintos barrocos poblanos de su patrimonio, al contrario, se trata de que quien venga después visite todas y cada una de nuestras joyas arquitectónicas”, señaló.
De la Casa de la Música quiero subrayar su sentido de lo novedoso: en el bellísimo complejo de La Constancia, donde gracias a nuestra colaboración de la Fundación Cultural Azteca, tenemos la escuela de música y la orquesta, vamos a tener una institución cuya base está en Austria, en Viena que invita en el mismo tono, muy contemporáneo, a conocer a profundidad el ser y el sentir de la música occidental. Es una institución muy bella que le ayuda uno y le enseña a escuchar la música, el sonido, a entender cómo la Naturaleza, el Universo se comunican por el oído. Es un bellísimo proyecto austriaco que ha tenido un éxito formidable y que afortunadamente vamos a tener también en Puebla. Es, con el IMB otro elemento de la Metrópoli del Conocimiento. Ya estamos trabajando en ella porque complementa de una manera maravillosa la escuela de música de la Fundación Azteca.

Promover el arte y la cultura, la misión

De acuerdo con el documento del gobierno poblano BMI001, “Barroco Museo Internacional” Puebla, México, que hoy se discutirá en la Alianza Barroca, desde las tres de la tarde en el Hotel Presidente de la Ciudad de Puebla “como muestra de los logros estéticos de nuestro tiempo, Barroco Museo Internacional (BMI) ha sido creado a partir de las tendencias museológicas más vanguardistas bajo la firma del arquitecto japonés Toyo Ito, Premio Pritzker de Arquitectura 2013”.
A decir del jurado de este premio internacional, equivalente al “Nobel de arquitectura” Toyo Ito es “un creador de edificios atemporales, con los que audazmente propone nuevos caminos, proyectando un aire de optimismo, ligereza y alegría, impregnándoles de un sentido de unicidad y universalidad. Su arquitectura combina innovación conceptual con edificios soberbiamente ejecutados y es reconocida por la dimensión espiritual y poética que trasciende de todas sus obras”.
En el documento BMI001, se agrega que “estos valores han permitido a Toyo Ito derribar los muros que separan la arquitectura moderna de la naturaleza y la comunidad local, por lo cual el gobierno del estado ha destinado a la Secretaría de Educación Pública, de la misma entidad, cinco hectáreas en la reserva territorial Atlixcáyotl para la edificación del BMI. Los aportes de Toyo Ito harán del edificio un referente de la arquitectura contemporánea, un nuevo atractivo de la ciudad de Puebla homenaje a su gran patrimonio cultural e histórico”.
En el documento se cita como Visión del BMI: posicionarse como un referente internacional del arte y la cultura que facilite a los individuos percibir el Barroco como una categoría estética que caracterizó una época y su sociedad, permitiéndoles interpretar el mundo actual, a través de sus sensaciones, formas y conceptos.
De su Misión se afirma: promover el arte y la cultura realizando tareas de investigación, recreación y adquisición, desde una perspectiva de lo barroco. Del mismo modo, servir a la comunidad conservando, exhibiendo y difundiendo, con técnicas innovadoras, la producción histórica del barroco en lo local e internacional, así como el mestizaje, transculturación, mundialización, nuevos medios y otras expresiones barrocas como formas de conocimiento.
Y más: el modelo de gestión del museo corresponderá al de una organización no lucrativa, que facilite la participación de diferentes sectores económicos. La organización gestora incluirá un patronato que le permita asumir responsabilidades legales y económicas.

Inicia encuentro de museólogos

Este lunes se inicia el más importante encuentro de museólogos de diversas partes del mundo que haya tenido lugar en México; afortunadamente la dimensión, la envergadura, la importancia del proyecto Barroco Museo Internacional (BMI) ha causado un enorme impacto en diversos países donde el Barroco y el arte del buen museo imperan y van a venir expertos lo mismo de España, del Vaticano, del Perú, de Guatemala, de Holanda ayudándonos a reflexionar sobre la museografía de este importante BMI; es decir, cómo van a ser sus salas diseñadas por el extraordinario museógrafo mexicano Miguel Ángel Fernández, que ha terminado ya su propuesta y la van a estudiar estos expertos para darnos su consejo y su buena voluntad, reveló en entrevista exclusiva el secretario de Educación Pública Jorge Alberto Lozoya Legorreta.
Entre los invitados de este encuentro están Francesi Buranelli, director de los museos del Vaticano; Wim Pijbes, historiador delarte, de Holanda; de Perú Ramón Mujica, antropólogo y académico y el musicólogo y compositor Aurelio Tello; Richard Bretell, académico, Susan K. Filter, conservadora de papeles y consultora en cuidado de colecciones; Ronda Kasl, investigadora y curadora y Peter Rutledge Koch, todos de Estados Unidos.