La Zoología fantástica de Toledo llega a Oaxaca

El artista realizó esta serie, basada en el célebre volumen de Jorge Luis Borges, en 1983, y ya había sido exhibida en diversos lugares del mundo.

Oaxaca

Luego de más de 30 años de que las acuarelas que integran Zoología fantástica fueran creadas por Francisco Toledo para ilustrar el manual escrito por Jorge Luis Borges, se expusieron por primera vez en Oaxaca como parte de los festejos por el 25 aniversario del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), en el Centro de las Artes de San Agustín. “Conocí ese libro (Manual de zoología fantástica) en una edición de Gallimard. Era un libro de bolsillo. No recuerdo si tenía grabados o no. Yo estaba en París, en la ciudad universitaria, y aún Borges no era tan leído como ahora. Recuerdo que Nieto lo ilustró en los sesenta, yo lo ilustré hasta los setenta, creo”, dijo Toledo en entrevista telefónica con MILENIO.

Zoología fantástica está integrada por 46 acuarelas sobre papel algodón que Francisco Toledo hizo en 1983 debido a una petición del Fondo de Cultura Económica (FCE), que preparaba un volumen conmemorativo por el homenaje a Borges realizado en aquel año. El volumen, reeditado recientemente, incluye una introducción de Carlos Monsiváis, que destaca las reminiscencias zapotecas del artista plástico, quien conjuga también una expresión contemporánea acorde a sus primeros años de producción y formación en Europa: “Toledo transforma su acervo zapoteca y lo despliega animosamente. Es la tradición muy personal y colectiva a la vez, que ya no contempla fieras monumentales capaces de levantar un elefante por los aires (...) sino criaturas de todos los días, encarnaciones laicas de la religiosidad popular, parábolas de la sexualidad frenética, los animales tutelares que emblematizan con sorna y cordialidad el instituto de la sabiduría”.

Este conjunto de obras de Toledo ha sido de los más expuestos mundialmente: desde 1985 ha recorrido Alemania, Suiza, Japón, Estados Unidos, Argentina, Brasil y Colombia, y en México en el Palacio de Bellas Artes en 1999, entre otros sitios. “Me tardé mucho en exponerla en Oaxaca”, dijo Toledo, quien contó que la decisión de plasmar estas ilustraciones en acuarelas y no en grabados se debió, además del pedido específico del FCE, a lo costoso que resultaría una edición de tantos grabados: “Esta técnica (acuarela) era más simple, más sencilla; como grabados hubiera sido muy caro”.

El Mono chupa tinta, el Kraken, la Anfisbena, el Mantícora, el León-hormiga son los nombres de algunas de las acuarelas, bestias recreadas por la fascinación de Toledo por los animales próximos y míticos. A diferencia de otros artistas que tienden a ver y a analizar su trabajo de años atrás, Toledo prefiere no hacerlo. Debido a un viaje, no asistió a la inauguración de Zoología fantástica en Oaxaca, y telefónicamente dijo, de manera escueta, respecto a esta muestra: “No la he vuelto a ver ni quiero hacerlo. Es algo que ya me aburre, todo lo que he hecho
me aburre. No me causan ninguna gracia esas cosas pasadas”.

El vínculo de la pintura con la literatura, ya sea a modo de ilustraciones o para recrear las historias, no es algo nuevo en la historia del arte. Tamayo, Posada, Doré, Bewick, Klee y Picasso han hecho lo propio, y en el caso de Toledo le ha interesado recrear diversos mitos prehispánicos, el Informe para una academia (basado en el relato de Franz Kafka), el cuento de Pinocho y más recientemente, en colaboración con la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, editó una serie de 30 carpetas gráficas que ilustran las fábulas de Esopo, las que han sido traducidas a distintas lenguas de Oaxaca, entre ellas el ixcateco y el mixteco, con el fin de difundir este patrimonio intangible al editar una serie de libros en estos y otros idiomas originarios.

Los festejos por el aniversario 25 del IAGO iniciaron con las exposiciones Mis 15 libros favoritos del IAGO y Carteles conmemorativos del XXV Aniversario del IAGO, montadas en aquel recinto; continuaron con la muestra Testimonios, obra y filatelia, en el Museo de Filatelia de Oaxaca, que exhibe grabados de Antonio Saura, Max Klinger, Jesús Romero, Pierre Alechinsky, Leopoldo Méndez, José Guadalupe Posada, Mario Rivera, Kathe Kollwitz, José Luis Cuevas, Guillermo Olguín, Bernardo Modesto y Francisco Toledo, además de 50 timbres postales. Culminará con una exposición en el Museo de los Pintores Oaxaqueños.

Claves

Cosas pasadas

-Zoología fantástica: 46 acuarelas realizadas en 1983.

-Desde 1985 han sido expuestas en Alemania, Suiza, Japón, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Colombia, y en México. Por primera vez son mostradas en Oaxaca.

-Es el conjunto de obras más difundido de Toledo.

-“No la he vuelto a ver ni quiero hacerlo. Es algo que
ya me aburre, todo lo que he hecho me aburre”.

-“No me causan ninguna gracia esas cosas pasadas”, dice el artista.