Yuan Xiao Jic, y cómo China compartió su Año Nuevo

Este jueves tampiqueños participarán en las celebraciones del Año Nuevo Chino en la laguna del Carpintero.
Globos de Cantoya, el fin del Año Nuevo Chino.
Globos de Cantoya, el fin del Año Nuevo Chino. (Especial)

Tampico

El misticismo y los significados de la cultura china siempre han sido atractivos para el pueblo mexicano; el arte, las formas de vida, la idiosincrasia, incluso la gastronomía son parte de las adopciones del mexicano en su vida diaria, las hace suyas, se ve y se huele en las calles.

La última ha sido hacer suyo, a su manera, el Año Nuevo Chino con la fiesta que culmina con la celebración, el Yuan Xiao Jic o la Fiesta de los Faroles ;los globos de cantoya inundaron los cielos mexicanos desde el fin del año pasado (el global), un símbolo de la bendición de los deseos.

Yolanda Angmen Chio, Presidenta de la Comunidad China en Tampico explica que aunque en México es un tema de moda, para China es un suceso especial cultural que ha ocurrido por siglos, las luces en el cielo son los deseos bendecidos para fortalecer la fe hacia el nuevo año y alcanzar los objetivos, y el cual se adoptó en este país.

"La fiesta de los faroles o el Yuan Xiao Jic, es el final de la celebración del Año Nuevo Chino. Se realiza soltando un farol de vela o globo de cantoya, el cual bendice los deseos" explica.

La celebración será la noche del jueves en la laguna del Carpintero, pero hoy habrá una explicación en la sala de cabildo de Ciudad Madero apoyado por el Patronato Cultural de Ciudad Madero, a las 7.

"El sincretismo cultural de países que adoptan costumbres como propias, habla de la buena relación entre México y China".