Yapur, 300 metros cuadrados de murales

La Universidad Autónoma de Tamaulipas y el Tec de Monterrey albergan gran parte de sus obras.
Pintor Jorge Yapur
Pintor Jorge Yapur (Cortesía)

Ciudad Victoria

El pintor, Jorge Yapur, dejó más de 300 metros cuadrados de pintura en murales de universidades, palacios de gobiernos y otros edificios.

Él definió este término, Huastequismo, como una propuesta estética que abreva en la cultura huasteca y promueve su herencia a través de la plástica moderna.

Egresado de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), de la que también fue profesor, llevó esta propuesta hasta el plano internacional, dando muestra del espíritu universitario en escenarios como la Expo Sevilla, en España.

El destacado artista originario de Ciudad Madero, estudió leyes en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del campus Tampico-Madero de la UAT. Fue profesor de la Facultad de Música donde impartió las cátedras de Filosofía del Arte, Sociología, Historia del Arte y diplomados artísticos de posgrado.

Como artista plástico, Yapur Sherife montó más de 50 exposiciones individuales en los recintos más importantes del país, y realizó más de 300 metros cuadrados de pintura mural. La Universidad Autónoma de Tamaulipas se honra en contar con magníficos trabajos, bellos murales que dan vida y color a los Campus Victoria y Tampico, y en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), donde también impartió cátedra.

Respecto al huastequismo, al que dedicó más de veinticinco años de investigación y creación, el destacado tamaulipeco determinó que su objetivo siempre fue amalgamar el sentir y pensar de ayer con el pensar y sentir de ahora, recreando la composición estética del artista huasteco para aplicarla a su quehacer artístico.

Por sus aportaciones, Jorge Yapur recibió diversos reconocimientos. Entre ellos destacan la Medalla al Mérito que le confirió el Ateneo de las Huastecas y las Palmas de Oro del Arte que le otorgó la Sociedad Civil de Artistas e Intelectuales de Tampico. Los gobiernos municipales de Ciudad Madero y de Tampico le han dedicado homenajes especiales tras su partida. Y una forma sencilla de recordar su tiempo por los rincones de esta Universidad, el Taller de Artes Plásticas de la Facultad de Música lleva su nombre, un creador incesante.