Personas con discapacidades laboran en Vitrales Montaña

Fernando Montaña explicó que normalmente los clientes para las piezas que confeccionan las artesanas son foráneos, interesados en los pequeños detalles que realzan un espacio para el descanso.
Vitrales Montaña, ocupa a personas con capacides diferentes.
Vitrales Montaña, ocupa a personas con capacides diferentes. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Las mujeres colocan cuidadosamente las piezas de vidrio sobre un recipiente de cristal. Confeccionan lámparas que serán alumbradas por velas que la empresa 'Vitrales Montaña' venderá a una cadena hotelera.

"Los clientes son de Los Cabos, Xcaret, los parques de Cancún también son nuestros clientes y en Monterrey también hay una tienda que nos compra".

Las manos hábiles pertenecen a artesanas serenas, mujeres que han perdido parcialmente la capacidad auditiva pero que saben leer los labios y para las cuales se abrió un taller y con ello una oportunidad laboral.

Fernando Montaña explicó que normalmente los clientes para las piezas que confeccionan las artesanas son foráneos, interesados en los pequeños detalles que realzan un espacio para el descanso.

“Ellas tienen un nivel de sordera bajo, te leen perfectamente los labios y así se pueden comunicar, Blanca es la encargada y pues ahora sí que dependiendo de la chamba hemos tenido en el taller más o menos gente pero este proyecto nace de otra técnica de hacer vitral y también con la idea de abrir otra fuente de empleo para las personas con discapacidad”, apuntó.

Aunque la empresa abrió una tienda en un centro comercial, terminó siendo incosteable. No obstante continúan la venta de adornos confeccionados con vidrio, para el gusto exigente de empresas y tiendas en otras regiones.

“En Torreón sí vendo piezas pequeñas para las despedidas de soltera o bautizos, que es lo que se mueve un poquito más, pero estos son para un hotel en Los Cabos, les vendemos también a Xcaret, los parques de Cancún también son nuestros clientes y en Monterrey también hay una tienda que nos compra.

Hacemos cruces, mesas, portaretrato, de espejos hay una infinidad de modelos y formas. Lo que se pueda pensar lo podemos hacer”, indicó Fernando Montaña.