"Leer a la ciudad es defenderla": Vicente Quirarte

El autor 'Elogio de la calle' habló en Argentina sobre la vida en la Ciudad de México, la invitada de honor de la Feria del Libro de Buenos Aires.
El escritor Vicente Quirarte durante su charla en Buenos Aires.
El escritor Vicente Quirarte durante su charla en Buenos Aires.

Buenos Aires

“La ciudad es un texto y todos contribuimos a escribirlo”. Las palabras le pertenecen al escritor Vicente Quirarte, uno de los primeros en participar en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, donde la ciudad de México es la invitada de honor. De ahí la intención de ofrecer un recorrido literario, pero al mismo tiempo de trazar un mapa de las pequeñas heroicidades cotidianas.

“La péqueña odisea de recorrerla diariamente es tan importante como las heroicas epifanías que coronan nuestra aventura. El poeta, el escritor, como el urbanista, es un lector profesional de su entorno, un iniciado capaz de traducir sus cambios y sus emociones: el poeta es el biógrafo emotivo de la urbe, como lo demostró Octavio Paz”, comentó el autor de títulos como Elogio de la calle y Amor de ciudad grande, en el salón Francisco Gabilondo Soler de La Rural, el espacio que acoge al encuentro editorial.

Sin dejar de reconocer la situación que se vive en diversas regiones del país y en el Distrito Federal, donde “la pistola nueve milímetros se ha convertido en parte cotidiana de nuestra información urbana”, el también poeta destacó que los habitantes de la Ciudad de México nos hemos investido de las “armas y armadura del guerrero que somos para enfrentar el desafío de cada nuevo día”.

“Una forma de no ser derrotados en nuestro cotidiano ejercicio de la urbe es mediante la permanencia y transformación de la palabra. En la ciudad sitiada, donde los atacantes ordenan que un solo habitante sobreviva, la comunidad elige al poeta; un gran poder implica una enorme responsabilidad declara uno de los héroes urbanos de nuestro tiempo. Al poseer el don de hacer el viaje a la locura de ida y vuelta, el poeta tiene la obligación de contar y cantar la historia de los otros.”

Una de ellas es la de leer a una ciudad como un acto de amor y conocimiento: cuestionarla, rechazarla o amarla contra todo, lo que se logra al caminarla y descubrir su rostro inédito, “trazar el mapa de nuestro tránsito por ella, una vez que nos concede volver a casa, para soñar con reincidir en el diario combate”.

“Amar una ciudad es necesario y fatal. Igualmente odiarla, aunque ambas emociones, al mirarse en su espejo, encuentren semejanzas y diferencias. Nunca como ahora hace falta el héroe anónimo que con su acción de cada día consagra, eleva y dignifica, nuestro común espacio: leer a la ciudad es defenderla. Vivirla es sostenerla”, destacó Vicente Quirarte, en una de las primeras actividades de las 137 que conforman el programa, con las que la Ciudad de México se hace presente en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.