“Intento decir mi vida en una melodía”

"La música es la madre, todos los estilos son familia, tienen algo en común", dice en entrevista para MILENIO el español, quien promociona su más reciente disco, Tierra.
Vicente Amigo: guitarrista de flamenco
Vicente Amigo: guitarrista de flamenco (Annemiek Rooymans)

México

Para Vicente Amigo, infancia fue destino. "Recuerdo de muy chico ver a Paco de Lucía en la tele —dice en retrospectiva—. Yo tenía 3 años y, en ese momento, dije: ¡yo quiero hacer lo que él hace! Me dejó alucinado. Pasarían años hasta que tuve mi primera guitarra, pero ese momento no se me olvidó, ni se me olvidará en la vida".

Portentoso guitarrista de flamenco, Amigo está de gira promoviendo Tierra, su disco más reciente, que presentará el próximo viernes a las 20:30 horas en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli.

El disco, considerado por su autor como el más personal hasta la fecha, fue producido por Guy Fletcher, ex tecladista de Dire Straits, y contó con la participación de Danny Cummings en las percusiones, Mike McGoldrick en la flauta y la gaita, John McCusker en el violín y Ewen Vernal en el contrabajo.

Nacido en Guadalcanal, Sevilla, pero criado en Córdoba, Amigo recibió su primera guitarra a los ocho años y se formó bajo la guía de Juan Muñoz El Tomate, Merengue de Córdoba y Manolo Sanlúcar. Con ellos, dice Vicente Amigo en entrevista por correo electrónico, "aprendí el respeto que merece la guitarra, así como afrontar el miedo que impone la guitarra flamenca. En ocasiones es doloroso, porque no todos los días te sientes con fuerza para tocar, pero es lo que busco día a día. Aunque sea doloroso lo busco. De lo que me alimento es del propio sentimiento que llevo dentro. Eso es lo que me hace funcionar o no. Yo no toco la guitarra para que me den un aplauso", dijo.

En 1997 grabó Poeta con la Orquesta de Córdoba, inspirado en la obra de Rafael Alberti, quien diría: "A través de mis textos, Vicente Amigo (...) ha sabido trasladar a la música todo el latido y temblor de mis versos". Un gran incentivo para el músico que explica que "la guitarra flamenca es de los instrumentos más expresivos que hay. Siempre quiero lograr que la gente entienda mi música, que la sienta", dijo.

Si en Tierra mezcló la música celta con el flamenco fue porque está convencido de que "la música es la madre, todos los estilos son familia, tienen algo en común. Cuando escuché a los músicos que colaboraron en el disco por primera vez lo supe: mi música mezclaba con la suya". Si Fletcher dijo sobre el guitarrista que no conoce a "ningún músico con su capacidad para crear melodías", Amigo asegura que "en toda la música la melodía es igual de importante. Es lo que se te queda y lo que algunas veces eres incapaz de sacar de tu cabeza. Yo siempre intento decir mi vida en una melodía, transmitir lo que estoy pensando a través de una melodía, que la gente que escuche me entienda".