Veo a México como todos lo ven, de la patada: Elena Poniatowska

Con la buena participación que percibió en la jornada electoral del pasado 7 de junio en el país, la escritora considera que hay un avance en materia de democracia en México por la conciencia que ...
Elena poniatowska
Elena Poniatowska (Jaime Barrera)

Guadalajara


Esta semana, la escritora Elena Poniatowska estuvo en Guadalajara para recibir, dentro de la XV entrega de los reconocimientos de la Fundación Pedro Sarquís el
Premio Nacional de las Artes y platicó sobre la situación actual de México.

Gracias por este tiempo antes de regresar a la Ciudad de México.
Ahora regreso muy premiada, con un premio enorme que me dieron anoche.

Y que cada vez adquiere más prestigio este premio de este libanés, que es todo un ejemplo de esfuerzo.
Sí, además estuve platicando con su hijo Víctor, me cayó muy bien, tiene mucho sentido del humor.

Además algo tienen de migrantes tú y ellos, tú vienes de París… 
Pero yo la mitad porque mi madre… a mí siempre me mochan, toda la vida me mochan el apellido de mi madre. Mi madre era Paula Amor y Pita Amor, cuando yo me inicié, me empezó a decir “no te compares a tu tía de fuego”. Me quitó mi apellido materno, pero como Poniatowska es muy largo, pues ya.

Yo quería aprovechar para hacer un repaso del país porque tú has hecho la crónica de momentos muy importantes en nuestra historia reciente. La noche de Tlatelolco, en 1971, retrata un momento clave en el inicio de la construcción de las instituciones que nos van a dar la democracia que desemboca en el 2000 con la alternancia. ¿Cómo ves ese país a partir de ese momento?
Bueno, ahorita veo al país como lo vemos muchos mexicanos: de la patada. En las elecciones me gustó mucho que hubiera una gran participación, me gusta
mucho que ya hay varias mujeres como Claudia Sheinbaum, que ganó Tlalpan, es una científica preparadísima, inteligente, guapa, bonita, que no le importan las faramallas y yo creo que va a ser una gran impulsora de Tlalpan y del cambio. Entonces si entra gente limpia y muy inteligente, del estilo de ella, creo que sí vamos para adelante, hay progreso.

Pero de lo que se empezó a construir en aquel 1968, que fueron expresiones contra el autoritarismo ¿cómo vamos de aquella fecha al día de hoy?
Yo veo que hay muchísima conciencia entre los estudiantes, entre la gente joven, entre mujeres jóvenes también, mucho deseo de cambio del país y también
mucha posibilidad en ellos de participar. Yo creo que si se les da la oportunidad o si ellos la toman, sí hay cambios. 

O sea ¿sí maduramos y hemos evolucionado también desde aquel momento en 1985, que se tiene como el despertar de la organización ciudadana y que retrataste muy bien en las Crónicas a propósito del sismo del 85?
De los sismos que ahora vamos a recordarlo porque van a ser 30 años, vamos a recordar también a un cronista formidable que era Carlos Monsiváis, que hizo un análisis muy preciso junto con Julio Scherer García, los dos ya desaparecidos, del aspecto político del sismo, de la corrupción también de los ingenieros, de los arquitectos y el hecho de que en ningún país deberían caerse los hospitales, las maternidades; muchas madres que estaban dando a luz, los niños que nacieron en el terremoto, que es otra cosa muy impresionante Todo eso es una muestra de la corrupción en la construcción, en que se pone más arena, varillas de determinados centímetros y se ponen menos, todo eso para robar  eso ha sido muy grave. Yo creo que el robo en nuestro país es algo de lo más grave que tenemos que atacar y que tenemos que eliminar. 

Pero lo que se vivió hace casi tres décadas en esa tragedia, que se magnificó por la corrupción, como mencionas, podemos decir que también es un parte aguas en la organización de los ciudadanos frente a las autoridades.
Bueno, sí y hubo un inicio, pero unos  es antes hubo un estallido de gas en San Juanico y ustedes aquí también tuvieron el 22 de abril de 1992 un estallido de gas pavoroso muy bien cubierto por una mujer periodista, Alejandra Xanic, que recuerdo con mucha admiración por el trabajo que hizo, y es siempre la misma carne de cañón, siempre la gente más amolada es a la que peor le va.

Te tocó estar en aquellos momentos, escribirlos, aquella demanda generacional de democracia, de respeto al voto y hoy estamos en la demanda generacional para acabar con tanta corrupción e impunidad.
Sí y también de respeto al voto.

En eso hemos avanzado…
No, yo siento que los ciudadanos siempre están adelante, van mejor que los partidos. En México, lo que nos daña mucho es tal cantidad de partidos, 10 partidos, partidos horribles, además como en Partido Verde –bueno, el Verde es un apéndice del PRI- y ahora le echaron las toneladas al Verde, pero la gente en los cines chiflaba, en los cines de arte, en los cines pequeños apenas salía un anuncio de esos costosísimos del Verde había rechazo, entonces el chiste es que haya rechazo, de veras que los ciudadanos puedan ya reaccionar y tomar ellos, no el poder porque esa es una ilusión, pero que se sepa que no debe existir en
nuestro país la impunidad.

Y se ha expresado ese hartazgo lla partidocracia en esta figura de los candidatos independientes que acabamos de ver el 7 de junio.
El Bronco, sí claro, que tiene la simpatía de la gente y también Kumamoto de Guadalajara. A él no lo conozco, al Bronco sí lo vi mucho en la tele, pero
Kumamoto, se ha hablao menos de él.