Ventana al universo: El Bosque de Redwood

Los parques que conforman a Redwood suman una extensa superficie que llega a los 133, 000 acres; además su periodo de vida se considera superior a los 2,500 años.

Desde el Observatorio Amateur

Los parques que conforman a Redwood en el norte de California tienen una superficie de 133,000 acres, siendo parte de ello el propio Redwood, y los estatales Del Norte Coast, Jedediah Smith y el Paraire Creek.

Visitarlos es traer a la memoria escenas inolvidables de películas filmadas en el lugar. Como olvidar la persecución de motocicletas aéreas en el “Imperio Contraataca” o aquella donde un explorador de “Parque Jurásico II” es perseguido y finalmente aniquilado por lagartijas verdes durante un espantoso recorrido por un arroyuelo rebosante de helechos.

El parque tiene una riqueza forestal inigualable, su cercanía a la costa mantiene la humedad necesaria para desarrollar una floresta muy variada, casi selvática, rodeada de Sequoias milenaria. Se cree que el 45 % de la Sequoias en el planeta, se encuentran en Redwood. Las Sequoias tienen una capacidad sin igual de almacenar agua, lo que les permite soportar las condiciones de sequía más difíciles, incluso soportan la mayoría de los incendios forestales, condiciones que hacen posible que su periodo de vida pueda ser superior a los 2500 años. La mayor parte de esas Sequoias longevas ya tenían 500 años cuando inició el calendario después de Jesucristo.

Los buscadores de oro, que no lo encontraron en esta región, vieron recompensado su esfuerzo al cambiar de giro por madereros. San Francisco requería de grandes cantidades de madera durante su desarrollo, situación que disminuyó el tamaño del bosque original que cubría poco más de 2’000,000 de acres.

En reconocimiento a los ecosistemas poco habituales que tiene, y a la historia cultural encontrada en los parques, las Naciones Unidas lo designaron Patrimonio de la Humanidad en 1980 y Reserva de la Biosfera en 1983.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]