Va lento el proceso de digitalización del archivo Fundidora

Culmina la primera fase de la operación; en un futuro, lo recolectado tendrá una sede.
El acervo ha sido resguardado en la Escuela Adolfo Prieto.
El acervo ha sido resguardado en la Escuela Adolfo Prieto. (Gustavo Mendoza/Archivo)

Monterrey

Recientemente, los trabajos de modernización y digitalización del Archivo Histórico de Fundidora culminaron su primera fase de operación, dejando como resultado un avance de 27 metros lineales de documentos que han sido sujetos a este proceso.

Sin embargo, el proceso va con tiempo, pues el total del acervo se comprende por mil 774 metros lineales de fojas.

Este proceso inició en 2013, tras una serie de negociaciones entre las autoridades del Parque Fundidora, el Archivo General de Nuevo León (AGNL) y el Consejo para la Cultura y las Artes del Estado (Conarte). En aquella ocasión se decidió que la Escuela Adolfo Prieto fuera la sede del acervo histórico.

Jesús Ávila Ávila, coordinador del Archivo Administrativo y Contemporáneo del AGNL, expuso que hasta el momento se han digitalizado tres mil 493 planos de un total de 50 mil; se cuenta con más de mil 500 imágenes de expedientes.

Por la parte de la fotografía se han digitalizado más de 26 mil imágenes de un total de 43 mil, siendo este último un proceso realizado en la Fototeca con apoyo de la empresa siderúrgica Ternium.

Actualmente se han digitalizado poco más de 27 de los mil 774 metros lineales de documentos que la Fundidora generó desde su apertura en 1900 hasta su cierre, un día como hoy pero de 1986.

“Este trabajo acaba de culminar una primera etapa que arrojó estas cifras. Actualmente, el compañero Juan García Rodríguez, quien continúa con el proceso de selección de la información documental, para que una vez que se reabra el proyecto de digitalización, ya se tendrá seleccionada la documentación para continuar”, comentó Ávila, quien junto al historiador Alberto Casillas encabezan el proyecto.

Todo este material incluye fichas y actas de la empresa, documentos y libros, publicaciones de seguridad, revistas culturales y fotografías.

DISPONIBLE PARA CONSULTAR

Tras varios cambios de sede, el Archivo Histórico de la Fundidora fue resguardado en la planta baja de la Escuela Adolfo Prieto, sin embargo, tiene pendiente una sede –física o virtual- donde pueda consultarse lo que ya se ha digitalizado.

Hasta el momento, quienes deseaban conocer el acervo fotográfico podrían hacerlo desde la página digital de Conarte. No obstante, el portal no funciona desde hace algunos meses.

Desde hace tiempo, ex trabajadores e historiadores han demandado la posibilidad de acceder a toda la documentación para apoyar sus investigaciones.

“Pensamos que la modernización y digitalización del archivo histórico de la Fundidora deberá contar con una sede definitiva dentro del parque, donde se pueda dotar de los necesarios recursos humanos, materiales y financieros para su consolidación y desarrollo”, expuso Ávila.

:CLAVES

LA MODERNIZACIÓN

El total del acervo del Archivo Histórico de Fundidora consta de mil 774 metros lineales de documentos; hasta ahora se registra un avance de sólo 27 metros.

Asimismo, se han digitalizado tres mil 493 planos de 50 mil. En fotografías llevan un avance de 26 mil imágenes, de un total de 43 mil. El proceso se hace con apoyo de la empresa Ternium.