Utilizan el teatro para apoyar la enseñanza

Realizan ejercicio para mostrar los beneficios de nuevas técnicas en la interacción con los estudiantes.

Monterrey

El modelo para enseñar ha cambiado y las herramientas que provee el arte están apoyando esta transformación.

Gracias a las herramientas escénicas, un grupo de maestros, alumnos y hasta tres niños participaron en el laboratorio escénico "Las artes escénicas como instrumento de trabajo en el aula", el cual se ofreció en el espacio Niños Conarte del Parque Fundidora.

Con esta sesión, se hizo referencia como las herramientas escénicas utilizadas en el teatro o la danza pueden servir para mejorar la experiencia educativa en las escuelas, donde se incentive la participación del alumno y el maestro.

Esta iniciativa se ofreció como parte de Fundación Telefónica bajo el modelo de la Educación Disruptiva, sesiones que también se impartieron en Guadalajara y en la Ciudad de México.

El uso de las herramientas escénicas en el aula ofrece nuevas formas de generar aprendizaje, propone Mónica Torres, coordinadora de Educación de Fundación Telefónica México.

Problemas como el miedo a hablar en público o, incluso, mejorar situaciones como la dislexia pueden irse tratando desde la temprana edad si hay un acercamiento a las artes, en este caso, el teatro y la danza.

"La idea del trabajo en equipo lo aprendemos de las artes escénicas y lo podemos usar en las aulas. La pregunta es que si los maestros están conscientes del uso de estas técnicas", destaca Ricardo Rubiales, asesor académico Escuela Educación Disruptiva.

Teatro en el aula

La educación disruptiva es un modelo que propone un aprendizaje personalizado al alumno, donde se desdibujan las barreras entre el docente y el estudiante.

Trabajo en equipo, generar confianza en el individuo y fomentar espacios para la discusión y el diálogo son algunas de las propuestas bajo este modelo.

"En la educación disruptiva se habla del cambio de poder, creo que el tema de las artes escénicas entra mucho en esta reflexión porque el trabajo que demanda es en equipo, el cual es muy importante", mencionó Rubiales.

El reto es que los maestros conozcan estas herramientas, las que brindan las artes escénicas, y las usen para su provecho al momento de pararse frente a un salón de clase, opina Leticia Parra, directora de La Percha Teatro.

"La mayoría de las escuelas no utiliza el recurso que está ahí en las artes. La educación debiera ser total, pues las artes no es una asignatura distinta, la música va de la mano con las matemáticas, por ejemplo", comenta Parra.

Situaciones como la dislexia, índice más alto por el cual los niños de primero de primaria reprueban en el país, también es analizado cómo puede paliarse mediante el trabajo corporal que demanda la danza y el teatro.

" Se ha descubierto que una parte tiene que ver con el desarrollo de los circuitos neuronales y esto afecta a la lectoescritura. La raíz de este problema es la falta de esquema corporal, todo eso lo aplica la danza y el teatro", dice Ricardo Rubiales.

Niños de hoy

Los problemas de inseguridad, violencia y falta de empatía que se viven niños y jóvenes en las aulas escolares son referencias de deficiencias en comunicarse.

Con la posibilidad de verse reflejado en el otro, el teatro ayuda a generar un sentimiento de empatía en las personas. Implementar estas actividades en un salón de clase, desde edad temprana, ayudaría a generar a mejorar esta situación.

"Los niños de hoy no son como lo éramos nosotros. Hoy hay un problema de violencia y falta de empatía y es en el teatro donde se tocan esas fibras", destaca Rubiales.