Torreonense la malabarista más importante de México

Cynthia Buitrón de la mano de Unicirclo Laguna, espacio independiente de formación en el arte circense ha demostrado su talento también en encuentros europeos.
En el año 2013 viajó por vez primera a Europa a la convención de malabaristas en Francia.
En el año 2013 viajó por vez primera a Europa a la convención de malabaristas en Francia. (Lilia Ovalle)

Torreón, Coahuila

De la mano de Unicirclo Laguna, espacio independiente de formación en el arte circense, Cynthia Buitrón Juárez ha demostrado ser no sólo la mexicana más talentosa al consolidarse como la mejor malabarista a escala nacional, sino al participar en encuentros europeos donde se ha reconocido su destreza.

Cynthia explicó que fuera del país la recepción de su trabajo ha sido total, en tanto que en México el auditorio puede ser más susceptible a propuestas extranjeras debido a la cultura de formación del clown.

Originaria de Torreón, esta muchacha en el año 2013 viajó por vez primera a Europa a la convención de malabaristas en Francia, considerada la más grande a escala mundial. Y su talento la arrojó a otras naciones europeas teniendo un camino que la llevó a Alemania, Irlanda, Holanda y Rusia.

"Estuve trabajando ahí una rutina con hulas. Mi sueño y mi meta era llegar a presentarme y lo hice con un truco que es único en el mundo, fui la primera en realizarlo que es el equilibrar una pelota en la cabeza mientras muevo cinco hulas en el cuerpo, entonces tuve la oportunidad de presentarme en Escenario Abierto y romper con ese truco que nadie antes había visto. Eso fue en Toulouse, Francia", dijo.

Cynthia explicó que fuera del país la recepción de su trabajo ha sido total, en tanto que en México el auditorio puede ser más susceptible a propuestas extranjeras debido a la cultura de formación del clown y sobre el circo que se vive particularmente en Europa.

Ese mismo año se presentó con el mismo número en Zulte, Bélgica y viajó por el interior de Francia, entablando una red de contactos con malabaristas amateurs y profesionales que, aseveró, curiosamente conocían y respetaban ya su trabajo.

Después de la experiencia, que resultó en términos personales para la malabarista muy enriquecedora, al regresar a México y particularmente a La Laguna, se debió enfrentar de nueva cuenta a la falta de apoyo y volver a los esfuerzos individuales y en colectividad, considerados por muchos como subterráneos debido a que se debe trabajar en la calle, sin apoyos institucionales.

"Debemos trabajar por nuestra propia cuenta lograr nuestras metas y poder llegar más allá no sólo con gente de nuestro país. El año pasado volvimos a viajar a la misma convención que fue en Irlanda, esforzándonos todo un año para poder regresar y tuve una presentación en Berlin, Alemania, en Circus Carbaret con la misma rutina y me fue muy bien porque ese truco no tiene otras personas que lo realicen".

Por su parte Cristan Tinoco, director de Unicirclo y pareja de la malabarista, indicó que la enseñanza en este espacio obliga a que los malabaristas encuentren en sus rutinas su sello distintivo o su propia identidad artística, a pesar del entorno donde las instituciones no apoyan a los talentos.

"Nosotros nos profesionalizamos y nos vamos a presentarnos por el mundo. Cynthia ha tenido invitaciones de festivales internacionales como la Convención Holandesa de Malabarismo, la Nederland Juggling Convention, también ha sido invitada a la International Jugglers' Association que es la liga americana más vieja con 66 años".

"Sí solos hemos llegado hasta este nivel, considero que si la gente nos apoya, y estamos dando motivos con premios, le vendría bien un apoyo al espacio", dijo Cristian Tinoco.

"Desgraciadamente nosotros no una manera de comprobar nuestros ingresos y no tenemos acceso a un visado y eso nos ha impedido que Cynthia lleve su trabajo a otros países como Estados Unidos, aunque tiene el nivel para presentarse en cualquier escenario del mundo", indicó.

Aunque éstos jóvenes jamás han solicitado un apoyo oficial o institucional en las áreas culturales, no están negados a recibir apoyo.

"Nosotros nunca le hemos pedido nada a ninguna institución cultural y la verdad creo que con el trabajo que hemos hecho se demuestra el talento y que no lo hemos necesitado pero eso no quiere decir que no lo queramos o que no se nos pueda brindar. Sí solos hemos llegado hasta este nivel, considero que si la gente nos apoya, y estamos dando motivos con premios, le vendría bien un apoyo al espacio y sobre todo a Cynthia que requiere aprender inglés para poder desarrollar plenamente su trabajo", concluyó Cristian Tinoco.