UP proyecta en el Edomex la universidad del futuro

El rector Antonio Lozano dice a MILENIO que el nuevo campus es el proyecto más importante después de la CU de la UNAM; albergará a 10 mil estudiantes y tendrá sus propios alimentos.
El rector recordó que en 2017 la institución cumplirá 50 años de labor académica.
El rector recordó que en 2017 la institución cumplirá 50 años de labor académica. (Jorge González)

México

Para 2018 funcionará el primer edificio de la Ciudad Universitaria Panamericana, que será construida en 40 hectáreas en Huixquilucan, Estado de México, con un concepto novedoso que ofrecerá residencia para los estudiantes y contará con la construcción de un hospital, en el cual se dará atención gratuita.

El rector general de la Universidad Panamericana-Ipade, José Antonio Lozano Díez, dijo que se trata de un proyecto no visto después de Ciudad Universitaria (CU), el cual destaca porque dará respuesta a las necesidades actuales y del futuro.

Como ejemplo detalló que los edificios de las carreras como medicina e ingeniería serán contiguas y contarán con centros de investigación comunes.

Entre marzo y abril del próximo año se colocará la primera piedra del campus, que tendrá una inversión de aproximadamente 600 millones de dólares y será concluido en los próximos 10 años, según se estableció en la planeación de la construcción de lo que Lozano Díez llamó la “universidad del futuro”, ello luego de haber realizado visitas, en los últimos dos años, a las universidades de Harvard, Berkeley, Stanford y el Massachusetts Institute of Technology (MIT).

El concepto

El rector general de la Universidad Panamericana también destacó que para el proyecto se tiene la asesoría de expertos como Dober &Lidsky y Sasaki, con quienes se elaboró la definición y el concepto de la Ciudad Universitaria Panamericana, por lo que insistió que “después de lo que se hizo en la CU del Pedregal no hay otro proyecto similar de cualquier universidad en el Valle de México”.

En entrevista con MILENIO, comentó que se construirán 300 mil metros cuadrados y se recibirán a 10 mil estudiantes, con lo que admitió que en tamaño es mucho menor a la CU de la UNAM; sin embargo, destacó que se busca ser un referente en cuanto a calidad a escala nacional y en América Latina.

El rector recordó que en el país existen más de 2 mil 800 instituciones de educación superior, la mayoría, consideró, con pendientes de atención a los requerimientos de la tecnología y necesidades del estudiante al egresar.

Recordó que en 2017 la Universidad Panamericana cumplirá su 50 aniversario y la mejor manera de celebrarlo será con la puesta en marcha de este ambicioso proyecto.

Lozano Díez también aprovechó la oportunidad para solicitar donativos al destacar que con la compra del terreno de 40 hectáreas, que se encuentra en Huixquilucan, Estado de México —el cual se ubicará exactamente en Bosque Real y cuyo pago se realizará en el transcurso de la década—, se enfrenta una deuda.

Becas y novedades

Se informó que la Universidad Panamericana continuará con la política de ofrecer becas para los estudiantes de escasos recursos, con lo que se consolidará como una de las instituciones educativas a nivel superior privadas que otorga el mayor porcentaje de apoyo.

Actualmente dicha institución otorga algún tipo de beca a 67 por ciento de los estudiantes, mientras que más de un tercio de los ingresos no se tiene precisamente por el apoyo educativo, lo que hace que no sea una institución privada “lucrativa”.

El rector expecificó que entre las novedades educativas que ofrecerá el nuevo campus se encuentra la apertura de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas, “que estará dedicada a algo que no existe en el país” y que se refiere a la preparación de los estudiantes para la toma de decisiones.

“Ninguna carrera le enseña al que va a estar en el poder que va a tener que tomar decisiones y dirigir a personas (no se les inculca), cómo formar equipos de trabajo, cómo tomar decisiones bajo incertidumbre, cómo tener un soporte psicológico al manejo del poder”, explicó el rector y mencionó que con esa carrera se formarán “cuadros valiosos para un futuro”.

Destacó que además se construirá la Escuela de Bellas Artes, porque en la actualidad “hemos apostado por la formación técnica” y se ha dejado en el olvido que diversos problemas provienen de un entorno cultural, con lo que se ofertarán las carreras de Música e Innovación, que ya se imparten en Santa Fe, pero se llevarán al nuevo campus de Bosque Real.

Se tiene planeado que  la Ciudad Universitaria Panamericana contará con polideportivos, museo, centros culturales, biblioteca, cafeterías y aulas que tendrán azoteas verdes en al menos 80 por ciento de la construcción, además de que se plantarán más árboles y se buscará producir los alimentos que consuma la comunidad.

Se trata de un proyecto sustentable que combina el respeto al medio ambiente y la construcción de edificios inteligentes.

Lozano Díez también resaltó que el hospital dará atención gratuita a personas de escasos recursos para responder a las necesidades del sistema de salud pública que en ocasiones “no alcanza o no es de la suficiente calidad”, mientras que la atención privada “es muy mercantilizada, con hospitales en los que llega el paciente con el seguro o la tarjeta de crédito por delante”.

Se trata de que los médicos que brinden la atención sean empleados del hospital y no cobren comisiones o por cirugías, además de que deberá dar una opinión colegiada del padecimiento que presente el enfermo.

***

Bronce para México en matemáticas

Estudiantes de secundaria obtuvieron ocho medallas de bronce en la Competencia Internacional de Matemáticas 2016, en la que participaron 283 estudiantes de 31 países, realizada en Chiang Mai, Tailandia.

El presidente de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas, Rogelio Valdez, detalló que los alumnos Jesús Omar Sistos Barrón, de Guanajuato; Nuria SydyKova Méndez, de la Ciudad de México; Eric Iván Hernández Palacios, de Nuevo León, y Bruno Gutiérrez Chávez, de Colima, obtuvieron cada uno medalla de bronce.

Mientras que Ricardo Balam Ek, de Yucatán; Sebastián Stephan Dunlong, de la Ciudad de México; Jonatan Alejandro González Cásarez y Diego Hinojosa Téllez, de Jalisco, lograron mención honorífica.

Para obtener los mejores resultados, todos los integrantes de la delegación recibieron un intenso entrenamiento —por parte de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas— que los prepara para enfrentar problemas de un mayor grado de complejidad que los que se resuelven en un salón de clases.

Al respecto, Ricardo Balam Ek comentó que la diferencia entre el entrenamiento que reciben y las matemáticas que aprenden los estudiantes promedio es que en el primero se les enseña a jugar con las ideas y números para resolver los problemas, mientras que en las clases regulares solamente se les pide que aprendan o memoricen fórmulas y teoremas.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]