UNAM lanza programa de fomento a la lectura

El programa parte de la idea de fomentar la lectura placentera y la escritura creativa entre la comunidad estudiantil “como una opción de enriquecimiento profesional y personal”.
Lectura en voz alta de "Las batallas en el desierto" de José Emilio Pacheco en Guadalajara
Archivo (Alejandro Acosta)

Ciudad de México

Con proyectos como la Cátedra Extraordinaria de Fomento a la Lectura José Emilio Pacheco o un sitio interactivo denominado Librópolis. Ciudad de letras, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lanzó su Programa Universitario de Fomento a la Lectura, que parte de la idea de fomentar la lectura placentera y la escritura creativa entre la comunidad estudiantil “como una opción de enriquecimiento profesional y personal”.

Durante una ceremonia realizada en la Sala Miguel Covarrubias, del Centro Cultural Universitario, María Teresa Uriarte, Coordinadora de Difusión Cultural, enumeró los nuevos proyectos agrupados en torno a “Universo de letras”, el primer Seminario de Fomento a la Lectura: “Ser o no ser lector? Esa es la cuestión, la creación de Círculos de letras: “¿Cómo no te voy a leer? O un Taller de aproximación a la narración oral para estudiantes.

“Desde un primer análisis se había visto la necesidad de fortalecer otros esfuerzo institucionales, como la presencia de la Universidad en ferias del libro, tanto nacionales como internacionales; la renovación de nuestro acervo editorial con nuevas colecciones dirigidas a los jóvenes y la diversificación de los formatos con los que hoy, de la mano de la tecnología es posible leer y crear.”

Y es que el programa propone la formulación de actividades académicas y de divulgación en torno al libro, la lectura y la escritura, que propicien la construcción de una visión plural del mundo, el aprecio por la diversidad, el respeto a la otredad y la inclusión, siendo fundamental el aprovechamiento de las herramientas tecnológicas de nuestro tiempo, destacó María Teresa Uriarte.

“Se trata de unificar acciones, antes aisladas, estableciendo metas y objetivos comunes. La fuente de la que abrevarán todas nuestras acciones será la retroalimentación con nuestros estudiantes: serán ellos quienes orienten los cambios, caminos no transitados, con lo que iremos junto con ellos.”

Al mismo tiempo, el Programa Universitario de Fomento a la Lectura apuesta por integrar aquellos programas de fomento a la lectura cuyo funcionamiento ha sido probado y que se encuentran operando con éxito aunque no de manera articulada, al tiempo de fortalecer el programa de talleres de creación literaria organizados por la Dirección de Literatura.