Alumnos de Ingeniería de la UNAM ganan concurso de satélites

Esta es la primera vez que se hace un torneo de proyectos satelitales en México
Para obtener la victoria, los universitarios superaron cuatro etapas: cumplir con un peso de 370 gramos en una lata de refresco y probar que el dispositivo enviara señal a una computadora desde 500 metros de altura
Para obtener la victoria, los universitarios superaron cuatro etapas: cumplir con un peso de 370 gramos en una lata de refresco y probar que el dispositivo enviara señal a una computadora desde 500 metros de altura (Cortesía)

Ciudad de México

Alumnos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ganaron el Primer Concurso Universitario de satélites enlatados, CanSat, organizado por la Red Universitaria del Espacio (RUE) de esa casa de estudios.

En un comunicado, la máxima casa de estudios del país informó que los alumnos Víctor López Castellanos, Alberto García Cruz y Alejandro Mosqueda Vargas, integrantes del equipo Covenctor, obtuvieron la victoria en integrar una misión con sentido social y beneficios para una comunidad.

García Cruz, líder del proyecto, indicó que “el objetivo científico del proyecto fue tomar imágenes infrarrojas para determinar el estado de la vegetación de una comunidad, distinguir cuál está sana y dónde se requiere atención” y explicó que un satélite enlatado es una versión pequeña y económica de uno real.

Indicó que Covector presentó el dispositivo que incorporó más sensores en su volumen: midió temperatura, presión, altitud, incluyó un GPS, una interfaz para identificar satélites disponibles, un acelerómetro y una cámara infrarroja, con la cual registraron imágenes de la vegetación del municipio.

Mencionó que el concurso se realizó en las faldas del observatorio astronómico de Chapa de Mota, Estado de México, en donde los equipos finalistas se reunieron para probar sus satélites enlatados.

La UNAM dijo que este es el primer concurso de CanSat que se realiza en México y demuestra que las ciencias espaciales ayudan a consolidar la formación de estudiantes y les brinda la oportunidad de desarrollar capacidades que no se obtienen en el salón de clase.