UAEM llevará libros a prisiones para fomentar la lectura

También donará ejemplares a hospitales para "apapachar" en momentos difíciles, dice.
Busca inculcar el hábito desde edades tempranas.
Busca inculcar el hábito desde edades tempranas. (Tania Contreras)

Toluca

La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) llevará libros de su fondo editorial a albergues, centros de rehabilitación y prisiones, y buscará abrir un área de trueque en los hospitales para fomentar la lectura, llevar un remanso de paz y "apapachar" el alma en los momentos más difíciles.

Ivett Tinoco, secretaría de Difusión Cultural, de la máxima casa de estudios en la entidad, dijo que en abril, el mes de la lectura, tienen programadas varias actividades que buscan fomentar el hábito desde la infancia para que las nuevas generaciones tengan gusto por los libros y no los vean como una obligación.

El programa, del cual darán pormenores este miércoles, tiene conferencias, pláticas y una serie de actividades artísticas y culturales donde está contemplada la lectura en atril, con invitados de la talla de Roberto Sosa, Nuria Bages, Mariana de Tavira, entre otros.

El 3 de abril, dijo, habrá una liturgia literaria en el marco del Día Internacional del Libro y por ser el año dedicado a Octavio Paz estarán rescatando un texto del "Laberinto de la Soledad" para hacer esta actividad.

Tienen programadas obras de teatro, una puesta entre poesía y performance, música con Los Folcloristas, Buena Fé de Cuba, entre otros, que van a acompañar al libro como el personaje central para convocar a la lectura, no solo en el papel sino en los nuevos formatos digitales.

El tema, destacó, es leer y combatir un poco nuestros pecados capitales en términos de errores de gramática, escritura y fortalecer el sistema neurológico.

"Tenemos que ver a la lectura no como una obligación. Cuando la vemos así pierde sentido, tiene que disfrutarse, por placer.

"La universidad abre sus puertas al público infantil porque consideramos que desde ahí empieza el trabajo con los universitarios, desde la base para que vayan encontrando este gusto y no lo vean como una obligación", aseveró.

El 11 de abril, en el Aula Magna, recibirán a niños de diferentes escuelas de Toluca para que escuchen cuentos, lean y empiecen a ejercitarse en el placer de la lectura.

Serán tres semanas intensas porque se atraviesa la Semana Mayor, pero habrá conferencias magistrales por cada una de las semanas, con actividades en todos los espacios académicos donde tiene presencia la universidad en la entidad.

La titular de la Secretaría de Difusión Cultural de la máxima casa de estudios de la entidad destacó que la universidad está buscando algunas estrategias para acercar las posibilidades de lectura y por ello pone a la venta material y un espacio de trueque.

Además están en pláticas para poder donar libros del fondo editorial universitario a albergues, centros de rehabilitación y espacios penitenciarios con el fin de acercar la lectura a esos colectivos que no tienen la posibilidad de acceder a los libros.

La semana pasada tuvieron el primer contacto con hospitales y clínicas para que puedan disponer de un espacio donde se puedan dejar libros para trueque.

Esto bajo la idea que "los libros pueden llevar un remanso de paz en los momentos en que hace falta que alguien apapache el alma", concluyó la funcionaria universitaria.