Triquis y rarámuris apadrinan programa contra la violencia

200 mil estudiantes por México busca recuperar espacios en 57 zonas, entre ellas el Distrito Federal y Tierra Caliente.
Los oriundos de la sierra de Oaxaca, de uniforme verde, ganaron el partido de exhibición por 58-6.
Los oriundos de la sierra de Oaxaca, de uniforme verde, ganaron el partido de exhibición por 58-6. (Claudia Guadarrama)

México

Descalzos, como acostumbran jugar, dos grupos de niños, uno de ocho triquis y otro de nueve rarámuris, se enfrentaron en la cancha principal de basquetbol de la deportiva Francisco I. Madero, en Iztapalapa.

Con este juego se inauguró a escala nacional el programa 200 mil estudiantes por México, que busca una incidencia directa en la recuperación de espacios públicos y contribuir en la disminución de la delincuencia y drogadicción en 57 zonas, como el Distrito Federal, Apatzingán y Morelia.

De uniforme verde, los niños indígenas triquis, campeones del Festival Internacional de Minibasquetbol de Argentina en 2013, tuvieron como rivales a los rarámuris, enfundados en una casaca naranja y que han participado en diversos torneos.

Todos los jugadores estuvieron descalzos, como lo hacen en sus comunidades, no sobre una duela, sino sobre el pavimento de la cancha de basquetbol, que fue pintada unos días antes, mientras que en los tableros se colocó el escudo del gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Los oriundos de la sierra de Oaxaca y de la comunidad de Cuiteco, en la parte montañosa de Chihuahua, llegaron al Distrito Federal desde el sábado para ser los padrinos del programa social y deportivo.

Tras el juego de exhibición, los menores fueron premiados con una tableta y sus entrenadores con una computadora portátil. Jesús Valencia, jefe delegacional, señaló que continuarán trabajando con autoridades federales y estatales para la promoción del deporte, “ya que no hay mejor manera de combatir el delito y las adicciones que con el deporte”.

“Tener este tipo de eventos siempre va a ser importante, sobre todo porque fue la sede inaugural de 200 mil estudiantes por México; tenemos la infraestructura, la gente y las ganas, vamos a estar trabajando con autoridades federales y locales para estos programas, porque hay que sacar a los chavos del mundo en que se involucran”, expuso.

El programa llegará a todo el país, pero tendrá mayor injerencia en las zonas con más violencia. Cuenta con el apoyo del gobierno federal, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), así como de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), en coordinación con los gobiernos estatales y en el Distrito Federal con las delegaciones.

Enrique Garay, director general del proyecto, dijo que buscan ayudar en el combate a la violencia, las drogas y la delincuencia. Señaló que se van a jugar en todo el territorio nacional 57 mil partidos de una hora cada uno, y que la final se celebrará el segundo sábado de julio.

“Estamos buscando que el programa se realice en las entidades con mayores problemas delincuenciales, hay un programa nacional para la prevención de la violencia y la delincuencia que indica 57 regiones, vamos a jugar en todas ellas, Iztapalapa es una de ellas”, indicó Garay.

Este programa se presentará el jueves en Mérida, Yucatán; el viernes en Pachuca, Hidalgo; el sábado en Fresnillo, Zacatecas, y el domingo en Tierra Caliente de Michoacán, en los municipios Morelia y Apatzingán, zonas que estuvieron controladas por el grupo delictivo Los caballeros templarios.

En el partido de exhibición los niños triquis, comandados por Roberto Martínez y Luis Manuel Gallegos, ganaron 58-6 a los rarámuris, entrenados por Ricardo Chavarría y Salvador González.

Los dos equipo se lucieron y recibieron aplausos de los más de mil asistentes, aunque hubo los que sobresalieron, como Paulino, del equipo triqui, un niño de 10 años con una velocidad y precisión que dejaron sorprendidos a muchos.

En el encuento inaugural también estuvo Horacio de la Vega, director general del Instituto del Deporte del Distrito Federal; Francis Pirin, directora de Desarrollo Social de la delegación Iztapalapa, y Alejandro Reyes en representación de la Conade.