B. Traven, un hombre sin misterios en el MAM

Más que su figura de literato misterioso, esta celebración del escritor germano-mexicano busca mostrar aspectos menos conocidos de su vida, como los de fotógrafo y luchador social.
La muestra incluye diversos objetos personales del autor, como un casco y su equipo fotográfico.
La muestra incluye diversos objetos personales del autor, como un casco y su equipo fotográfico. (Javier Ríos)

México

En sus años en el anarquismo se le conoció como Ret Marut. Cuando comenzaron los problemas en Europa firmó como Torsvan Traven, tal cual aparece en una licencia de conducir, en una visa y en un pasaporte. En México se le conoció como B. Traven.

Y, sin embargo, dice su hija Malú Montes de Oca, no hay ningún secreto: “Una de las vidas más estudiadas, minuciosamente, por todo el mundo es la de B. Traven. No creo que sea importante si nació en un año o en otro, él está en la obra, todos sus libros son autobiográficos y su vida se puede leer allí. Simplemente huía de que anduvieran detrás de él”.

Eso dijo antes de la inauguración de la muestra B. Traven, que alberga el Museo de Arte Moderno (MAM), integrada por alrededor de 300 piezas y documentos reunidos como resultado de una investigación en el acervo personal del escritor germano-mexicano.

“Él quiso llevar una vida privada: no soportaba la fama, y hay que recordar que venía de una situación política (conflictiva) en Europa. Pero en sus mejores momentos vendió más de 40 millones de libros, en más de 40 idiomas. Mi misión ahora es dedicarme a promoverlo para que todos los jóvenes vuelvan a conocer el pensamiento de Traven, porque es importante mostrar la lucha social que hizo y mostrar cómo llegó a ser tan sensible con los temas indígenas”, destacó Montes de Oca.

Entre las piezas de la exposición hay 75 libros, primeras ediciones y traducciones, 180 fotografías, manuscritos, objetos personales, periódicos y revistas, todo bajo la curaduría de Natalia de la Rosa y la coordinación general de Aysleth Corona.

Su estética

El objetivo de B. Traven no es solo recordar su presencia literaria sino dar a conocer otras facetas y reflejar que su literatura estaba ligada a una condición de viaje, de exploración, de reconocimiento del territorio mexicano.

Creador de títulos como Los pizcadores de algodón, El tesoro de la Sierra Madre y Canasta de cuentos mexicanos, Traven también desarrolló una labor como fotógrafo, faceta que es abordada en la muestra.

Según María Cristina García Cepeda, directora general del INBA, una de las apuestas del MAM es el diálogo entre las diversas disciplinas artísticas, y qué mejor muestra que la exposición de B. Traven, “éste gran escritor de la primera mitad del siglo XX, porque con la exposición nos damos cuenta de las diversas facetas de este gran artista.

“Era un escritor muy leído en ese momento, que además trascendió nuestras fronteras, a grado tal que desde ese momento su literatura se entrelazó con otras manifestaciones artísticas: varias de sus obras fueron llevadas al cine, como fue el caso de El tesoro de la Sierra Madre, que le dio una gran difusión a ciertos aspectos de la cultura mexicana y propició el conocimiento de ese México profundo”.

La muestra permite conocer las razones de la fascinación de Traven por México, lo que no nada más quedó en su literatura, ya que empezó a tomar fotografías que “hace que se conozca una realidad muy importante de nuestro país, no solo a través de la literatura y el cine”.

Fue un escritor envuelto en el misterio, pero la apuesta de la exposición no es ofrecer respuestas, como reconoció la directora del MAM, Sylvia Navarrete: “La idea es mostrar quién fue este creador, por qué se enamoró de México. Se tiene que rescatar lo que es una especie de manifiesto sobre la moral, los valores y las utopías en nuestra vida”.

Albert Einstein, su fiel lector

El tesoro de la Sierra Madre fue un libro escolar para otras generaciones, pero las más recientes no se han vinculado de forma tan estrecha con B. Traven. De allí el interés de la directora del MAM, Sylvia Navarrete, por enfatizar que se trata de una muestra dirigida especialmente a los jóvenes.

“Se trata de un escritor que todo mundo leía hace 40 años, por eso pusimos como epígrafe una frase de Albert Einstein cuando le preguntan qué libro se llevaría y él responde: ‘Cualquiera, con tal de que sea de B. Traven’. Por ello se trata de una muestra para que ellos descubran, si no lo han leído, una parte de la historia de México”.

Como parte de la exposición B. Traven, que estará en el MAM hasta el 30 de octubre, se preparó un ciclo fílmico en la Cineteca Nacional a partir del 23 de junio, y la mesa redonda En busca de B. Traven, a efectuarse el 21 de junio, en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con la participación de Antonio Saborit, Edith Negrín, Rafael Aviña y Sonia Arlette Pérez.