Festival de Arte de Toulouse exhibirá obra de Jorge Pardo

En su segunda edición, el trabajo de nueve figuras del arte se expondrá en algunos de sus principales museos y monumentos hasta el 22 de junio.
La obra del artista Jorge Pardo se exhibirá en la segunda edición del Festival Internacional de Arte de Toulouse, Francia, hasta el 22 de junio.
La obra del artista Jorge Pardo se exhibirá en la segunda edición del Festival Internacional de Arte de Toulouse, Francia, hasta el 22 de junio. (toulouseartfestival.com)

París

El Festival Internacional de Arte de Toulouse inaugura mañana su segunda edición, que hasta el próximo 22 de junio expondrá en algunos de sus principales museos y monumentos el trabajo de nueve figuras del arte contemporáneo, entre ellas el cubano Jorge Pardo (La Habana, 1963).

La obra de Pardo, quien tras vivir 45 años en Estados Unidos se instaló en 2013 con su taller en Yucatán, México, sobresale por ser la única que no tendrá un carácter efímero y por el esfuerzo presupuestario que ha supuesto.

Es un proyecto "muy ambicioso y monumental", destinado a poner de relieve los capiteles de arte románico del Museo de los Agustinos, "la colección más grande del mundo en su género", resaltó el artista plástico y director del comité de expertos que programa el certamen, Jean-Marc Bustamante.

Hasta ahora esos valiosos fondos se presentaban "de manera muy clásica" y para algunos visitantes hasta aburrida, "algo que la gran instalación de Pardo cambió", agregó Bustamante (Toulouse, 1952), quien acaba de exponer sus obras en la Galería Juana de Aizpuru de Madrid.

El trabajo de Pardo, que podrá verse en Los Agustinos durante al menos los diez próximos años, ocupa una superficie de 50 metros, en los que entre otras intervenciones se rehizo el suelo y toda la iluminación.

"Ha costado varios cientos de miles de euros" a la ciudad de Toulouse, apoyada en el mecenazgo privado, precisó Bustamante, mientras que Pardo destacó de su trabajo que "tiene que ver mucho con la luz y el espacio".

"Es como tratar de controlar y manipular el ambiente. Hicimos columnas, otras las movimos un poco, las reposicionamos, las pintamos", además de crear luces específicas para cada capitel y diferenciarlos según sus lugares de origen, señaló el artista, que gusta tomar la arquitectura "como un objeto para la escultura".

Los seis miembros del comité programador -a los que a partir de mañana se sumará el subdirector artístico del Museo Reina Sofía de Madrid, João Fernandes- eligieron a Pardo tras ver su trabajo en las galerías precolombinas del Los Ángeles County Museum of Art (LACMA), el mayor museo de arte en el oeste de EU.

Bustamante encabeza este equipo compuesto por los directores la Tate Britain de Londres, el MOCA de Los Ángeles, los Abattoirs de Toulouse, el PinchukArt Centre de Kiev, la Fundación Rauschenberg de Nueva York y la directora artística de la Fundación Cartier.

Juntos, bajo la presidencia de Marie-Thérèse Perrin, fundadora de este festival heredero de la antigua "Primavera de septiembre", aspiran a inventar "un nuevo concepto" que asocie el patrimonio local con el arte de hoy.

De ahí que no se llame "Festival de Arte Contemporáneo" sino, simplemente, "de Arte", y que invite cada año a un pequeño puñado artistas a trabajar en estrecha relación con el patrimonio de la ciudad y los monumentos que bordean el río Garona.

Perrin quiso tantear así "una nueva manera de afrontar la era de la globalización", con un modelo de evento artístico y cultural diferente, que es "lo inverso de una bienal", explicó Bustamante.

Aquí, cada proyecto tiene gran autonomía y una duración efímera, de tan solo un mes, además de carecer de director artístico y contar en su lugar con un comité de programación cuyos miembros se reúnen dos o tres veces al año en París.

Mostrar obras conocidas, mezclar edades, artistas y orígenes geográficos, es otro de los retos de esta manifestación que se quiere intensa, por lo que a lo largo de todo el mes se completará diariamente con conciertos, conferencias y encuentros múltiples.

Los otros artistas invitados en 2014 son Thomas Huber; Franz Gertsch en tándem con Susan Hiller; Georges Jeanclos y su alumna Elsa Sahal; Marie Cool y Fabio Balducci; y Manon de Boer, para ocupar entre otros espacios monumentales el Museo de Les Abattoirs, el Hôtel-Dieu, el Château d'Eau y Les Jacobins.