CRÓNICA | POR ÁNGEL REYNA

Travesía de “revolucionarios” villistas

Historiadores laguneros conmemoraron la Toma de Torreón del 22 de diciembre de 1916.

Este mediodía se reunieron en la esquina de la calle Ramos Arizpe y avenida Presidente Carranza, para repartir volantes con información sobre este evento histórico.

Torreón, Coahuila

Este mediodía historiadores laguneros se sentaron en el sillón donde estuvo Pancho Villa, luego de la Toma de Torreón del 22 de diciembre de 1916, cuando el revolucionario había expulsado al Ejército Constitucionalista y entonces se encaminó al Hotel Francia, donde pese a que se registró, no durmió ahí.

Fernando Garza, integrante del grupo de Historiadores Unidos de La Laguna, compartió que se reunieron en la esquina de la calle Ramos Arizpe y avenida Presidente Carranza, para repartir volantes con información sobre este evento histórico y frases de Villa como “Sabe mejor la tortilla de los pobres, que el pan de los ricos”.

Algunos asistieron uniformados como parte de la División del Norte, otros con sus cámaras fotográficas y libretas para realizar apuntes sobre la charla de don Antonio Zermeño, que atiende la cantina del Hotel Francia.

Lugar de revolucionarios, luchadores profesionales, políticos, “cargados” de los primeros años del siglo XX y ladrones célebres como “El Capitán Fantasma”.

Los “revolucionarios” se tomaron fotos frente al hotel ya cerrado y propiedad de una institución bancaria. Vieron los restos de la primera oficina postal y planearon celebrar en ese sitio el centenario de la Toma de Torreón.

Los transeúntes se acercaron para tomarse fotos, escuchar historias y hacer comentarios sobre sitios de la Alianza.

Se dirigieron a buscar algunos de estos vestigios como los andenes de la “Wells Fargo”, por el rumbo de la aceitera, la estación de la “Güeva” todavía en pie frente al museo de la Casa del Cerro. Así como la estación del ferrocarril Coahuila - Pacífico, en el barrio El Pacífico y sus inmediaciones, pero con esta última no dieron.

También pasaron por el antiguo “Cuartel del 15”, ubicado en la avenida Allende  y calle Ramos Arizpe. Intercambiaron opiniones sobre el Cuartel Militar que menciona Luis L. Urquizo en el antiguo barrio de La Paloma Azul, entre los bulevares Independencia y Constitución (los antiguos Tajos) a la altura de la prolongación de la calle Zaragoza

Vieron una edificación tipo casco de hacienda, donde aún quedan  restos de un frontón  – rebote, arcos hacia el patio y habitaciones de barro, recubiertas en el interior con ladrillo.

Platicaron con Don Manuel, nacido en 1924 en el corazón del Pacífico, recorrieron la Alianza y terminaron en el bulevar Independencia a la altura de la calle Ildefonso Fuentes, donde se mantienen dos rieles de ferrocarril fabricados en 1886 y que sostienen un antiguo poste de madera de telégrafos.

Entre los asistentes estuvieron Fernando Garza del Museo Francisco Villa, la directora del Museo de la Revolución, Silvia Castro, el periodista Ilhuicamina Rico y Arturo Rodríguez, hijo del General Rodríguez.

Los integrantes del grupo, entre ellos Jorge Zarzosa y Jesús Sotomayor, se reunirán los primeros días de enero para planificar las conmemoraciones históricas del 2014, entre ellas “La Marcha de La Lealtad” el 9 de febrero.

Cabe señalar que los transeúntes también se acercaron para tomarse fotos, escuchar historias sobre túneles que inician en el Museo del Algodón y hacer comentarios sobre sitios de la Alianza.

El 22 de diciembre de 1916, Pancho Villa ya estaba enemistado con la Revolución de Venustiano Carranza, contra quien combatió en la famosa Batalla de Celaya, Guanajuato, donde Álvaro Obregón perdió su brazo.

Se había burlado del Ejército Estadounidense que lo persiguió por el norte de Chihuahua, luego de que su ejército atacó Columbus, Nuevo México.

Peleó la plaza de Torreón contra el Ejército Carrancista del Noreste y se dice que la acción tuvo como finalidad conseguir fines para su causa rebelde.