Deciden transformar el bosque sin consultarlo

La asociación Todos dejamos huella del artista plástico Álvaro Cuevas pretende intervenir Colomos con el solo respaldo del ayuntamiento.

Guadalajara

Las 90 hectáreas del Bosque Los Colomos serán el lienzo y espacio para la creación a través de un Plan Cultural 2014-2015 con el que se pretende adaptar la creatividad en la naturaleza del parque. El primer paso es decorar con grafiti un muro de 130 metros a lo largo de mil 427 metros de la pista de trote en la zona de eucaliptos que ya está comenzando, pero en dos semanas será lanzada públicamente la convocatoria para que todo creador haga su propuesta.

En rueda de prensa, Salvador Cornejo, director del Bosque Los Colomos, presentó la iniciativa del artista Álvaro Cuevas que es apoyado por Fabiola Velázquez, de la empresa Contacto Pro. En el recorrido se aprecian 30 metros que están siendo intervenidos por ocho graffiteros locales, pero se buscará que incidan la mayor cantidad de artistas posibles. Por cierto que el gran muro aún no tiene nombre.

“Sigue siendo el bosque pero con arte y cultura. La piedra, el árbol que han estado ahí siempre, tomarán una figura. No es sólo venir a caminar sino venir a gozar el bosque. Esto no va a parar”, dijo Cornejo director del Centro de Educación y Cultura Ambiental del parque, donde labora desde febrero de 2014.

El funcionario compara Los Colomos con reservas nacionales de Estados Unidos como Yellowstone pues sus labores de mantenimiento y jardinería a través de un plan maestro están mejorando y reviviendo zonas que estaban abandonadas. Aseguró también que la decisión de intervenir el parque no se ha socializado ni con usuarios, ni vecinos ya que está seguro que habrá gente a la que no le gustará, pero que en general a los paseantes les llama la atención los grafitis que ya están realizando los integrantes de esta iniciativa.

“Ya lo habíamos comentado con Faby, que si lo socializábamos, y yo les dije que no por una simple razón. Aquí están los artistas, tanto Terco como Trepo que pueden comentarles la cantidad de gente que se para a tomarse la foto con la variedad que hay ahorita (de murales). Estoy cierto que a lo mejor va haber una persona a la que no le guste, pero es normal, caemos en esa diversidad pero afortunadamente quizás mil han dicho ´qué buena onda que se les ocurrió´ y una gente dirá ´no me gustó´. Qué tristeza porque no va a cambiar la decisión de mil por la decisión de una persona”, explicó el ingeniero.

Velázquez comentó que ella estará a cargo de “velar por el bosque” en el sentido de que los proyectos artísticos deberán apegarse siempre al cuidado del área natural del bosque y no destruirla ni modificarla, además aseguró que no van a permitir que se vuelva un espacio grotesco con el tema de publicidad, dijo en torno a la integración del plan financiero que buscarán.

Por su parte, Cuevas, promotor principal del gran proyecto, explicó que a través de su fundación Todos dejamos huella buscará patrocinadores “culturalmente responsables” para impulsar estas acciones que han proyectado a diez años.

Aclaró que lo harán cuidando que los letreros del patrocinio sean amigables y conectados con el entorno sin dañarlo. En este tenor, Cornejo recordó que en su gestión se ha preocupado por cuidar la imagen visual, como ejemplo describió que se retiraron cerca de 400 anuncios de una bebida hidratante.

Como muestra, el funcionario dijo que Cuevas es el primer artista que colabora con la escultura El ave péndulo como donación al Bosque Los Colomos que se integra a una serie de obras internacionales que forman parte del paisaje desde hace tiempo.

Por esta razón es que el funcionario decidió convocar artistas mexicanos a poblar con su obra los jardines naturales como los que se encuentran en el parque mencionado, para él resulta una iniciativa interesante que debe respaldarse.