Toda la tradición rusa en un ballet

La compañía interpretará en el Centro Cultural 1 su versión del cuento de hadas, en la que mezcla la danza clásica con innovadoras coreografías.
La agrupación cuenta con 30 bailarines.
La agrupación cuenta con 30 bailarines. (Especial)

México

Cuando en la década de los cuarenta el compositor ruso Sergei Prokofiev creó la música para La Cenicienta, lo hizo pensando en que la pieza fuera lo más “danzable” posible. “Compuse esta obra sobre los esquemas tradicionales del ballet clásico, para expresar en la música toda la poesía del amor entre la Cenicienta y el Príncipe”, apuntó años después.

Las deslumbrantes coreografías de La Cenicienta guiadas por la partitura del creador ruso y ejecutadas a lo largo de la historia han demostrado que el genial músico acertó: a través de la danza han logrado transmitirse con precisión las profundas emociones plasmadas en el cuento de hadas escrito por Charles Perrault.

“La música de Prokofiev va en completa armonía con la danza clásica. Van de la mano. El romance, la pasión y la gama de sentimientos contenidos en La Cenicienta llegan mejor al público a través del movimiento del cuerpo”, dice en entrevista con MILENIO Lyudmila Titova, primera bailarina y directora del Moscow State Ballet, una de las compañías rusas con mayor reconocimiento internacional, que actualmente realiza una gira por diferentes ciudades de México para mostrar su versión coreográfica de la historia de amor y discordia entre una doncella y un príncipe.

Luego de sus presentaciones en Guadalajara, Puebla, Tampico y León, la agrupación presentará La Cenicienta en el Centro Cultural 1, de la Ciudad de México, el sábado a las 20:30 y el domingo a las 13:00 y 17:00.

La partitura de Prokofiev ha sido descrita como “demasiado sofisticada y sarcástica” para un cuento de hadas, lo que ha desconcertado a algunos coreógrafos. No ha sido así en el caso de Titova, egresada de la prestigiosa Escuela de Ballet del Teatro Bolshoi de Moscú, catalogada entre las mejores del mundo. La solista asegura que “con la combinación de esta música y ballet logramos tocar el alma del público”.

La producción

El Moscow State Ballet cuenta en su repertorio con obras como El cascanueces, La bella durmiente y Giselle; sin embargo, la bailarina explica que optaron por traer a México La Cenicienta por ser una historia conmovedora que a través de las generaciones sigue cautivando a niños y adultos.

La puesta en escena ejecutada por el Moscow State Ballet se basa en la famosa coreografía de Marius Petipa pero incorpora elementos propios de la compañía que añaden diversión a este famoso cuento de hadas.

Titova, quien inició su formación en el ballet clásico a los 10 años, interpreta el papel de Cenicienta, acompañada de Serguei Skvortsov, quien protagoniza al Príncipe. La versión de la obra que ofrecen al público mexicano permite apreciar la herencia del ballet ruso pero incorpora técnicas contemporáneas.

En escena podrá apreciarse la ejecución de 30 bailarines que conforman la compañía, además de dos técnicos. La directora asegura que en esta producción los personajes más atractivos son, sin duda, la madrastra y las hermanastras de Cenicienta, interpretadas por bailarines masculinos —un recurso, por cierto, ya utilizado por otros ballets—, lo que en su opinión le da al espectáculo un toque “grotesco pero divertido”.

La solista también destacó la complejidad de la escenografía —la cual cambia dos veces durante el primer acto y siete durante el segundo—, que recrea bosques, palacios y villas, lo que permite proyectar toda la fantasía del entrañable cuento de hadas.

Excelencia y belleza

El Moscow State Ballet se fundó en 1997, y aunque se trata de una agrupación joven cuenta ya con una privilegiada trayectoria: se ha presentado en muchas ciudades de Europa, Asia, América y África. Colabora con artistas de diversos teatros rusos como el Bolshoi, Mariinsky, Nemirovich Danchenko y San Petersburgo. En su repertorio incluye ballets clásicos de la herencia rusa, así como producciones contemporáneas.

La compañía está integrada por bailarines graduados de prestigiosas academias de ballet rusas como la de Kiev, UFA y Perm, entre otras. Lyudmila Titova, directora de la agrupación, comentó que todos los integrantes tienen más de ocho años de experiencia y se han formado prácticamente desde niños. “En el ballet clásico ruso se nos enseña desde pequeños a no tener miedo. Aprendemos a vivir y a disfrutar las escenas”.

Según la crítica especializada, el Moscow State Ballet se caracteriza por su excelencia y la belleza de su interpretación dramática.