Tocar a piano solo, el reto más grande: Enrique Nery

Son seis pianistas de la escena nacional quienes protagonizarán el festival Jazzbook 3 en el Antiguo Palacio del Arzobispado.
Las manos de Santella, Infanzón, Nery, Reséndiz y Mercado.
Las manos de Santella, Infanzón, Nery, Reséndiz y Mercado. (Xavier Quirarte)

México

Enrique Nery, Héctor Infanzón, Alex Mercado, Nico Santella, Mark Aanderud y Javier Reséndiz serán los protagonistas del festival Jazzbook 3.

La novedad es que todos los conciertos, a realizarse en el Antiguo Palacio del Arzobispado del 7 al 17 de noviembre con entrada gratuita, serán a piano solo.

Salvo Aanderud, quien está en Europa, los músicos se reunieron en El Convite, restaurante donde los organizadores, Alberto y Edgardo Aguilar Cortés, promueven el jazz y géneros afines. El encuentro se convirtió en una tertulia donde los músicos tocaron, al tiempo que charlaban en torno a diversos tópicos, sobre todo pianísticos.

Nery no duda en afirmar que “el piano es el centro de gravedad tonal en mi vida”, pero al preguntarle cómo definiría su estilo, responde que no piensa en términos de estilo, “sino de la personalidad de quien toca, que es lo que se tiene, lo que se acumula en la vida. En mi caso es una personalidad multicultural, globalizada, algo que siempre fue así”.

Teniendo como favoritos a pianistas como James P. Johnson, a su maestro Mario Ruiz Armengol, pasando por Earl Hines, Fats Waller, Bud Powell, Art Tatum, Bill Evans, Chick Corea y Keith Jarrett, Nery dice que “tocar a piano solo es como salir desnudo con la espada desenvainada. Es el reto más grande. En mis conciertos me gusta tocar algunos standards o piezas ya conocidas, para luego presentar las cosas nuevas”.

Héctor Infanzón considera que el músico crea, “busca su impulso, trabajando en extraer la voz que uno tiene, la que uno concibe, pero no en términos de crear un estilo, sino que es algo que se va dando con el tiempo y es como la personalidad. Como músico ecléctico, estoy lleno de muchas historias, muchos géneros, muchas músicas, experiencias que se conjugan a la hora de tocar”.

Tras asegurar que “el piano es la vida misma, mi motor de vida, mi compañero, mi aliado”, Infanzón indica que tocar a piano solo “es llevar al escenario la intimidad, explorar mi propia identidad ante el público, mi personalidad, sobre todo lo que vivo ahora y proyectarlo en el instrumento. Tocaré algunas piezas de otros autores, pero la mayor parte serán piezas originales.”

Nico Santella tiene el influjo de músicos como Bill Evans, Keith Jarrett y Brad Mehldau, pero también de los primeros maestros como Art Tatum y Earl Hines, la música clásica, el folclor argentino y el rock. El piano, dice, “es una orquesta a la mano, una orquesta personal. En mi concierto voy a tocar música mía, un par de canciones adaptadas a piano solo, un par de standards y algo de Thelonious Monk, pero todavía estoy por definir el programa”.

Javier Reséndiz sostiene que su estilo se mueve libremente “entre el lenguaje del jazz tradicional, el lenguaje de la improvisación más personal, y también el lenguaje del jazz contemporáneo, más todo lo que pueda ir escuchando. El piano es un instrumento con una cantidad muy vasta de recursos, tantos que el hecho de saber de su potencial y de poderlo utilizar de la mejor forma es un reto de por sí. Tocaré una mezcla entre standards y mis composiciones. Al presentarme a piano solo, quiero que las piezas que toque suenen completas y, sobre todo, que comuniquen”.

Influencias de la música clásica y el jazz contemporáneo, sin olvidar las corrientes del jazz tradicional, confluyen en el estilo de Alex Mercado. “Yo trato de incorporar todo, pero además mi estilo también está definido por mis composiciones. El programa estará integrado exclusivamente por mis piezas, en las que se echan de ver esas influencias: un lenguaje armónico complejo, formas tradicionales del jazz y melodías y armonías originales”.

La programación completa se puede consultar en www.facebook.com/festivaljazzbook.