Tirano Banderas o la ficción real en América Latina

La obra de Valle Inclán fue disfrutada por el público guanajuatense en el Teatro Bicentenario.
El primer actor mexicano Emilio Echeverría, en el papel principal .
El primer actor mexicano Emilio Echeverría, en el papel principal .

León, GTO.

Tirano Banderas, la obra de Ramón del Valle Inclán, fue un éxito dramático que aplaudió el público leonés en el Teatro del Bicentenario.  un dictador ficticio en un país hispano  de ciencia ficción. Anastasio Somoza, Augusto Pinochet o, Fulgencio Batista. Todos ellos dictadores de carne y hueso que como el personaje de la obra, detentaron el poder absoluto y gobernaron con mano de hierro.

Los espectadores, al ver la adaptación teatral de la obra del autor español,  Valle Inclán, no distinguieron entre la realidad y la fantasía.

El primer actor mexicano Emilio Echeverría, en el papel de Tirano Balderas, llevó de la mano a su país ficticio. Durante la representación, los espectadores se vieron obligados a odiar a su personaje, tan magistralmente representado, que al final no  pudieron evitar aplaudir su muerte.

El trabajo de las actrices Vanessa Maja y Susy Sánchez, quienes representaron distintos papeles, aportó una  serie de actuaciones, desde una prostituta hasta una mujer abnegada y mártir, un policía o un embajador inglés.

Tampoco se quedó atrás el trabajo de de los actores Mauricio Minetti, Carles Canut, Rafa Cruz, Pedro Casablanc  y Emilio Buale  quienes dieron a la obra un ritmo trepidante que mantuvo a los asistentes del Teatro del Bicentenario al filo de su asiento.

La iluminación cuidadosamente fue empleada para realzar las facciones de los actores, además de proyectar  volumen y perspectiva al escenario y los utensilios usados en la obra  ambientaron las diferentes escenas. Desde el palacio del dictador, hasta el campamento de los insurgentes.

Al final de la obra dramática, el público leonés se puso de pie y pagó con sonoros aplausos la producción del Teatro Español, que fue un éxito rotundo.