‘Los hijos del caos’ evidencian la fragilidad humana

The Progeny of Chaos es la más reciente exposición de la artista plástica, Laura Lucía Ferrer, quien participa en El mural del Milenio.

México

Laura Lucía Ferrer, mejor conocida como Kikyz1313, habló respecto a The Progeny of Chaos, su más reciente exposición y dijo que surgió de su gusto por observar y analizar a la gente.

"Me fascina cuestionarme los porqué y cómo de nuestros comportamientos en general. Por ejemplo: ¿por qué una madre desea la muerte de su hijo deforme pero al mismo tiempo intenta preservar su vida a todo costo? o ¿por qué nos desgastamos tanto por querer olvidar e ignorar nuestros contenido internos: sangre, vísceras, e instinto animal? Yo creo que eso es lo que realmente nos define como humanos, y quizá sean esas preguntas muy comunes, pero yo trato esto con el fin de comprender mi propia condición y compartir mis deducciones por medio de mi obra", explica la artista plástica

La muestra, conformada por una serie de dibujos realizados en acuarela y grafito, y que estará en la Thinkspace Gallery de Los Ángeles hasta el 23 de abril, busca crear un cuerpo de contrastes entre los elementos que instintivamente provocan rechazo, tales como la enfermedad y la muerte, a través de elementos cuya definición intrínseca es la belleza, "pretende evidenciar poéticamente la fragilidad y la contrariedad de la realidad a través de escenarios crudos y caóticos protagonizados por niños víctimas de guerra, enfermedad, deformidad y víctimas de desastres originados por la mano humana".

"Es como un recordatorio incisivo sobre nuestra efímera existencia devota a lo material y a la vanidad de la vida moderna. Pretendo modificar la percepción del espectador y con esto lograr que haga a un lado ese turbio velo de ignorancia y negación, y así aprenda a apreciar la belleza innata en todas las formas de expresión de nuestra condición humana", agrega la partícipe de El mural del Milenio.

En la obra de Kikyz1313 existen diversos símbolos creados mediante esta "poética de la abyección" tales como globos oculares, que representan el mórbido afán que poseen los seres humanos por observar la tragedia "y que a su vez están absolutamente indispuestos de hacer algo al respecto"; y las flores y cráneos, que conviven "desde siempre en la pintura por su inmediata asimilación a la fugacidad de la vida".

Otro concepto central en The progeny of chaos es la harmartia, término utilizado dentro de la Poética de Aristóteles cuyo significado, "el error trágico"hace referencia a cuando el héroe de la tragedia comete un error fatal en un momento clave de la historia, resultando en que este sufra las consecuencias más desfavorecedoras sin saber inclusive que ha obrado erróneamente. "El concepto de amartia lo conocía como un término clínico para describir una falla en el desarrollo del tejido de un órgano causada por una anomalía en la distribución de los tejidos que le integran".

"Pero al hacer una investigación más profunda encontré la hamartia de Aristóteles y decidí utilizarlo en Los hijos del caos como una analogía contemporánea a los desastres de la guerra, la enfermedad, la muerte, etcétera y como estas tragedias resuenan en víctimas desconocidas, como los niños que plasmo en mis trabajos. Sin embargo, el único error fatal considerable de estos niños, y como Pedro Calderón de la Barca describiría con el monólogo de Segismundo en La Vida es Sueño, es haber nacido; y las devastadoras consecuencias de ello son la impotencia al enfrentar las sórdidas circunstancias que el destino les enfrenta", concluye.