‘The Palmist’, de Carrington, llega al Museo de la SHCP

Pablo Weisz, hijo de la artista, donó la pieza, que estará expuesta permanentemente en el patio del Antiguo Palacio del Arzobispado.
La pieza y el retrato de la artista, imagen de Lilian Stein.
La pieza y el retrato de la artista, imagen de Lilian Stein. (Juan Carlos Bautista)

México

El Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público Antiguo Palacio del Arzobispado tiene una nueva inquilina: la escultura The Palmist, (La quiromancia) de la artista surrealista Leonora Carrington.

Es una obra de gran formato, elaborada en bronce, de 2.60 metros de alto, que fue colocada y develada el pasado lunes en el patio del recinto ubicado en la calle de Moneda 4, Centro Histórico, en el marco del quinto aniversario luctuoso de la artista, quien falleció el 24 de mayo del 2011 a los 94 años de edad.

La escultura es acompañada por un retrato monumental que Lilian Stein le tomó en 2003 a Leonora Carrington, justamente para una exposición en este recinto.

José Ramón San Cristóbal, titular de la Dirección General de Promoción Cultural y Acervo Patrimonial, perteneciente a la Oficialía Mayor de Hacienda y Crédito Público, indicó que dicha pieza se suma al acervo patrimonial de la SHCP, el cual consta de siete obras entregadas de la mano de la propia artista por concepto del programa Pago en Especie.

“Esta escultura es producto de la generosidad y la donación de su hijo Pablo Weisz. Elegimos este lugar del Palacio del Arzobispado para que esté permanentemente expuesta y que la esencia de Leonora Carrington pueda ser apreciada por toda la gente que acuda a este lugar”.

El funcionario adelantó que el próximo año festejarán con una exposición y con mesas redondas el centenario del natalicio de Leonora Carrington, quien nació en Clayton, Chorley, Lancashire, Inglaterra, el 6 de abril de 1917.

“Ella fue el último ícono del surrealismo en México y su obra es inconmensurable. El año que entra organizaremos mesas redondas para analizar y comprender la obra de Carrington que, en mi opinión, tiene muchos significados escondidos influidos por la mitología celta y que habrá que desentrañar”, destacó.

DONACIÓN

Alejandro Velasco, el fundidor de la obra de Carrington, explicó que de The Palmist se hicieron 11 réplicas para donar algunas de ellas. Añadió: “Este modelo en tamaño monumental fue la última que hizo dentro del último tiraje de su vida”.

Detalló que The Palmist forma parte de un grupo de 14 esculturas de formato monumental, exhibidas el año pasado en la ciudad de Guanajuato en el marco del Festival Internacional Cervantino.

Adelantó que Pablo Weisz también realizará la donación de una escultura de Carrington a Guanajuato, aunque todavía no se toma la decisión de cuál obra será: “Estamos esperando que el gobierno del estado tome la decisión y nos avise, se está llevando a cabo el trámite”.

La intención de Pablo Weisz es dejar la huella de Carrington en el espacio público para “que marque el ámbito cultural”.

Velasco, quien trabajó con la artista durante 27 años, señaló que la conoció gracias a que se la presentó Juan Soriano. A cinco años de su partida, el fundidor dijo que “Leonora fue como parte de mi familia. Ella trabajó mucho también con mi papá en el taller, y de las nueve de la mañana a la una de la tarde ya se habían fumado una cajetilla de cigarros. Se la pasaban platicando; ella era feliz en el taller: se hincaba a retocar las piezas, se subía en los bancos, marcaba y corregía.

“Estamos tratando de que el gobierno federal, con motivo del centenario de su nacimiento que se cumple en 2017, se interese en alguna obra monumental de Carrington que manifieste su producción artística y sus ideas celtas, puesto que de ella solo existe la escultura del Cocodrilo en Paseo de la Reforma”.