Teletón premiará inventos para discapacitados

Lanzan la convocatoria para el segundo concurso Atrévete a Ver, el cual reconoce a universitarios que desarrollan artefactos novedosos y baratos.
En el jurado calificador destacan el astronauta José Hernández y el ingeniero Raúl Rojas.
En el jurado calificador destacan el astronauta José Hernández y el ingeniero Raúl Rojas. (Juan Carlos Bautista)

México

La Fundación Teletón estimulará a universitarios que desarrollen dispositivos o soluciones tecnológicas novedosas y replicables a bajo costo, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

El segundo concurso universitario Atrévete a ver otorga un premio de 100 mil, 75 mil y 50 mil pesos a los tres primeros lugares, respectivamente.

La convocatoria fue presentada por el jurado calificador y la Comisión Honoraria de Premiación, en la que destacan Fernando Landeros Verdugo, presidente de la Fundación Teletón, así como los ingenieros mexicanos Raúl Rojas, profesor de la Universidad Libre de Berlín, y el astronauta José Hernández.

En la ceremonia se convocó a estudiantes de cualquier semestre de las ingenierías biomédica, sistemas, mecatrónica, robótica, diseño industrial y terapia ocupacional, así como de las licenciaturas en lenguaje y terapia física, comunicación humana y otras, a presentar trabajos creativos, ingeniosos e innovadores.

Genios mexicanos

Raúl Rojas, egresado del IPN e inventor en Berlín de un automóvil que se maneja solo, explicó que este tipo de estímulos son de largo alcance, ya que “no solo coadyuvarán a la independencia y mejoramiento de la calidad de vida de las personas con discapacidad, sino también a la práctica médica”.

México, opinó Rojas, cuenta con universidades con alta capacidad científica para crear sistemas de información y máquinas robóticas destinadas a rehabilitar niños.

El experto aclaró que las contribuciones son ideas, sabiendo que el problema en México es la concretización industrial; sin embargo, deben de ser propuestas aplicables, accesibles económicamente para personas de escasos recursos y replicables de forma comercial.

“Aquí no importa si los participantes son los más inteligentes de la escuela, sino los más curiosos para visualizar, resolver, entender y dar solución a un problema en el que se considere a los usuarios. Los aparatos propuestos deben ser aceptados por las personas que los van a utilizar todos los días y que éstos no signifiquen una carga adicional”, señaló Rojas.

José Hernández, quien estuvo encargado de las estructuras avanzadas para naves espaciales de la NASA, resaltó que los inventores que participen en este concurso no tienen limitados sus derechos, incluso a escala comercial.

El astronauta comentó que México requiere más inversión en tecnología para impulsar el desarrollo económico, pero también “de jóvenes que sean capaces de convertir sus sueños en realidad”, como le sucedió a él, pues siendo un niño de escasos recursos, después de ver la última misión del Apolo 17 a la Luna, se propuso ser astronauta y lo logró.

“Yo soy de Michoacán, de padres recolectores que trabajaban en los campos agrícolas de California, y cuando compartí mi sueño con ellos me dieron una receta en la que el estudio y el esfuerzo son claves para triunfar”, comentó el astronauta.

El autor del libro Cosechador de Estrellas resaltó la importancia de la perseverancia, “porque la NASA me rechazó 11 veces y hasta la decimosegunda ingresé. Esto lo comparto para que vean que todo es posible en la vida”.

Teletón y tecnología

Fernando Landeros Verdugo, presidente de la Fundación Teletón, explicó que el certamen es una invitación a atreverse a soñar, a ver, a crear soluciones para eliminar las barreras diarias de gente con discapacidad.

En su intervención, el periodista Carlos Marín, integrante de la Comisión Honoraria de Premiación, reconoció el trabajo efectuado por la Fundación Teletón para estimular el desarrollo tecnológico del país y aplicarlo para dar una mejor calidad de vida a las personas que tienen algún tipo de discapacidad e integrarlos a la productividad.

Agregó que se debe reconocer la labor que ha hecho esa fundación para sensibilizar a la población sobre las discapacidades y patrocinar investigaciones centradas en entender cómo es el mundo de un niño autista o de un menor con movimientos involuntarios.

“Qué bueno que ahora incite, invite a la población estudiantil, a volcar su ingenio en el desarrollo de tecnología destinada a contribuir a que los niños con discapacidad tengan una vida más llevadera”, señaló.

En la primera edición del certamen participaron mil 834 alumnos de 150 instituciones y en este segundo concurso se espera un mayor registro, el cual puede realizarse en el sitio de internet www.teleton.org/atreveteaver.

La ceremonia de premiación del primer certamen se llevará a cabo el 21 de noviembre de este año.

• • •

Aparatos portátiles para investigar párkinson

Intel usará dispositivos portátiles para monitorear a pacientes con párkinson y recopilar datos que pueden ser compartidos con investigadores. El fabricante de chips anunció ayer que colabora con la Fundación Michael J. Fox para realizar el estudio de varias fases de la enfermedad.

El objetivo inicial es determinar la viabilidad de usar dispositivos portátiles para vigilar pacientes a distancia y almacenar la información en un sistema abierto al que puedan acceder los científicos. En la siguiente fase del estudio, que comenzará en otoño, la fundación reservará fondos para explorar cómo responden los pacientes a la medicación.

“A medida que llegan al mercado más dispositivos de este tipo podemos obtener mediciones más objetivas y determinar la eficacia de los nuevos remedios”, dijo Sohini Chowdhury, vicepresidenta de sociedades de investigación de la fundación.

Los ensayos clínicos, opinó, han sido demasiado “subjetivos” en el pasado; por ejemplo, un paciente informaba que sintió un temblor durante varios minutos, cuando en realidad duró segundos.

Chowdhury espera que los médicos tengan mediciones más precisas sobre la “frecuencia y la gravedad” de los síntomas con los dispositivos portátiles.

Reuters/San Francisco

• • •