Cualquier sitio puede ser escenario de teatro

El investigador escénico originario de San Luis Potosí estuvo en Tampico y explica el arte que interviene lugares con historias y reflexiones.
Muestras en sitios en abandono y calles.
Muestras en sitios en abandono y calles. (Cortesía)

Tampico

En Tampico hay fantasmas y están hablando, te dicen algo que ya sabes pero estás ignorando, comentó Fernando Martín Velazco, capitán de "La Nave de los Locos", agrupación que se dedica a realizar investigaciones de ciudades y regiones rodeadas por cuerpos de agua para presentarlas a través de artes plásticas o escénicas.

Este círculo de jóvenes es errante -haciendo honor a su nombre- pues los colaboradores se integran por proyectos que van surgiendo en diferentes ciudades; trabajamos con sociólogos, músicos, actores y estudiantes o egresados de toda clase de disciplina, explicó el originario de San Luis Potosí, quien añadió que comenzaron su travesía en el 2015 por lo que "apenas estamos iniciando nuestros planes, estaremos lanzando varias convocatorias en dos meses mediante una página de Internet donde daremos a conocer los eventos, recibiremos invitaciones y apoyos o donaciones".

"Cuando nos exhortaron a venir al puerto estábamos muy emocionados, en esta zona estuvieron aconteciendo una serie de sucesos de alto impacto para la gente y queremos brindarles el acceso a revivir estas historias. Cuando decimos que hay fantasmas nos referimos a hechos que ya son cosa del pasado pero se quedan impregnados en el subconsciente, en nuestras pláticas están presentes sin necesidad de ser mencionados".

El edificio Insurgencia en la calle Héroes del Cañonero le sirvió a estos chicos, que no tienen un escenario definido, como residencia por más de una semana y también como plataforma para llevar a cabo los días 21, 22 y 23 de julio el evento denominado (F) antología, donde narran parte de la historia del puerto que "en algún momento fuera el más importante de México y Latinoamérica" y a cuya primera función asistieron cerca de veinticinco personas.

Lo fundamental no es el sitio donde te vas a presentar sino tu público que tiene algo por saber, comentó Fernando, agregando que han llevado a cabo eventos en casas deshabitadas, embarcaciones y teatros, "en fin, cualquier lugar que nos arrope lo aceptamos, siempre y cuando no expongamos nuestra seguridad".

Ellos fueron invitados a la ciudad por Teatro para el Fin del Mundo; grupo que lleva a cabo sus actividades artísticas de forma distinta a lo tradicional, pues eligen edificios abandonados para desarrollar sus obras. Ángel Hernández, dramaturgo e investigador escénico fundó el programa de intervención y ocupación escénica de estos espacios hace aproximadamente cuatro años, cuyo objetivo es crear consciencia de estos sitios y la urgencia de una restauración no solo de los inmuebles, sino las historias que envuelven al lugar.