Teatro Nazas se solidariza con personas autistas

El recinto realizó una campaña a través de Facebook para concientizar a sus visitantes, ya que el día 2 de abril se conmemora y visibiliza el Día Internacional del Autismo.
Integrantes de organizaciones visibilizan el síndrome autista.
Integrantes de organizaciones visibilizan el síndrome autista. (Facebook: Candi)

Torreón, Coahuila

En una extraordinaria muestra de empatía y tras colocar la idea del pintor Pablo Picasso que estableció que todos los niños son artistas y lo importante es el seguir siéndolo al crecer, el Teatro Nazas realizó una campaña para concientizar a sus visitantes en su página de Facebook sobre el síndrome y lo que se puede hacer para promover la igualdad de las personas que lo viven.

Es el 2 de abril cuando se conmemora el Día Internacional del Autismo. El año anterior padres y familiares de niños autistas realizaron una caminata vestidos de azul, color que se toma para informar además que la estadística arroja mayor incidencia justamente en los niños.

Aunque quizá no sea el único recinto cultural que se solidariza con este grupo, en la Comarca Lagunera el Teatro Nazas es el primero en considerar a los niños autistas, también destacando que al final del mes de abril se celebra a los infantes en México.

Los niños autistas son personas con un proceso de pensamiento diferente.

En Torreón existe el Consultorio de Atención Neuropsicológica del Desarrollo Infantil (Candi), mismo que también mantiene una página en la misma red social con el objetivo de orientar a padres, hermanos y familiares de personas autistas.

La neuropsicóloga Diana Álvarez Cruz, es quien puede desarrollar un diagnóstico oportuno sobre el trastorno del espectro autista. En términos sociales y en torno al tema, en entrevista anterior, la neuropsicóloga apuntó que en la región se debe hacer equipo pues el objetivo es que los niños y adultos autistas sean reconocidos.

Otra página de interés en Facebook es Autismo Laguna. Su fundador Jesús Gerardo Rodríguez Flores, establece que el autismo no es una enfermedad sino un síntoma que afecta el neurodesarrollo, es decir, los niños no obedecen a un desarrollo habitual donde poco a poco se reconoce a los padres, se adquiere el lenguaje, se aprende a gatear, caminar y sociabilizar a través del juego.

El desarrollo se ve mermado a un ritmo más lento que no obstante se puede superar en base a terapias, con lo cual logran desarrollarse plenamente, como cualquier otra persona porque en cuestión física se trata de niños normales.

Tanto Diana Álvarez como Jesús Ricardo Flores, junto a Verónica Rocha y otras personas, han conformado un grupo interdisciplinario pues la persona promedio se asusta cuando escucha la palabra autismo al no saber en qué consiste, aunque no se piense que se puede estar al lado de otra que lo padece.

Verónica Rocha, madre de un niño autista, enfatiza, físicamente a los niños no los caracteriza rasgo alguno como ocurre con las personas con síndrome de Down o una parálisis cerebral. Son personas con un proceso de pensamiento diferente.