"Fe y trabajo para construir una cultura con cimientos"

Jaime Allegre Cueto, presidente del patronato del Teatro Isauro Martínez de Torreón señala que las necesidades son fuertes, pero es ferviente convencido de que todo se puede lograr.
Jaime Allegre Cueto, presidente del Patronato del Teatro Isauro Martínez en Torreón.
Jaime Allegre Cueto, presidente del Patronato del Teatro Isauro Martínez en Torreón. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El Teatro Isauro Martínez tiene una larga trayectoria en la historia cultural de la Comarca Laguna y de México en general. Inaugurado en 1930, ha sido sede de grandes eventos que han marcado la vida de muchas familias laguneras.

Pero grandes alegrías no llegan sin tener que superar grandes retos. Uno a uno, han logrado construir un sitio emblemático que trabaja por mantenerse al paso de los años.

Miembro de una familia de tradición en la industria de la construcción en la Comarca Lagunera, Jaime Allegre Cueto, es ingeniero que ha estado inmerso en la edificación de distintas obras civiles en la región y otras partes del país.

En una analogía, en donde se compara a la cultura con un gran edificio, el presidente del Patronato del Teatro Isauro Martínez señala que las necesidades de la cultura son fuertes, pero es ferviente convencido de que con fe y trabajo, todo se puede lograr.

¿Cómo construir una cultura como si fuera un gran edificio, al que acudiera mucha gente, con convivencia armónica, construcción inteligente y sustentable, pero con buenos cimientos y que este patronato sea una herramienta para lograr ese objetivo?

Para construir un gran edificio empezamos por los cimientos y yo creo que estamos todos por ningún lado. Necesitamos que todos se involucren y que estén convencidos de que la cultura es sumamente importante en una sociedad bien organizada.

¿Cómo convencerla? Hay que recurrir a toda la sociedad, escuelas, universidades, que se entienda esto, pero se debe empezar a involucrar desde los chiquitos, fomentándola cultura desde los niños, pero que se involucre toda la sociedad, cámaras empresariales, autoridades, medios de comunicación.

"Necesitamos encontrar la manera de hacer económicamente sustentable una actividad teatral".

Si no estamos convencidos de una cosa, es difícil seguir adelante.

¿Pero para convencer a su equipo de trabajo, a inversionistas, tiene que haber un proyecto ejecutivo, un documento en el que se proyecte el trabajo a realizar?

En una construcción tiene que haber cálculos estructurales, planos, diseño, y un proyecto y así ya se sabe qué hacer.

En la cultura efectivamente, necesitaríamos hacer un proyecto global para saber lo que queremos lograr a corto, mediano y largo plazo y no salirnos del guión.

Para la construcción se necesita ladrillo, varilla, se necesita comprarlos así recursos para adquirirlos y echar andar el proyecto. Pero si no hay recursos, la construcción no se logra. Igual pasa con la cultura.

¿Cómo lograrlo, porque se supone que el trabajo de un patronato es precisamente conseguir los recursos?

Así es. Hemos logrado recursos en negociaciones con el gobierno municipal que prometió apoyar con un monto de 1.5 millones de pesos para la remodelación del Teatro Garibay.

Y por parte del gobierno estatal, Rubén Moreira visitó cada rincón del Teatro Martínez y aumentó considerablemente las aportaciones mensuales. De igual manera el Instituto Nacional de Bellas Artes y el gobierno municipal han realizado algunas aportaciones gracias a los convenios que se han firmado.

Esto es lo que corresponde a negociaciones con el gobierno para bajar recursos pero, ¿qué es lo que propiamente hace el patronato, cenas, sorteos, bailes..?

Obviamente se promueve para rentas para graduaciones, festivales de danza, se renta para eventos sociales. Sí hemos pensado en traer a artistas para aumentar los recursos, pero es difícil ver qué tipo de actividades generaran más.

Por ejemplo, los conciertos del MET de ópera, pero apenas salimos tablas, para sacar adelante el primer año Peñoles nos ayudó. Sus directivos creen en este evento.

Como anécdota, en el inicio de la primera temporada, no entraba la señal, faltando minutos para el inicio y la conexión con la señal de Nueva York. Subí al escenario les dije que tuvieran fe en este proyecto y más por ser el primer día.

Les prometimos el regreso del importe de sus boletos, pero confíen, tengan fe, hasta que finalmente entró la señal. Para obtener recursos se han hecho rifas de coches en otras ocasiones pero no se ha tenido éxito, los espacios se rentan, la galería para eventos sociales, de allí se obtienen recursos.

Pero ¿en qué se aplican los recursos obtenidos vía rentas y eventos sociales y renta de galería?

Todo se suma a una gran bolsa, se aplica a salarios, mantenimiento y mejoras al Teatro Martínez.

Mencionó que les pidió fe a los asistentes al Met Opera, pero en el tema de la cultura, ¿La fe es suficiente o es necesaria para lograr construir una cultura con cimientos firmes y que la gente retorne al teatro?

Es necesaria que la gente tenga fe en que en el patronato estamos trabajando en traer cosas de valor al teatro, que no es algo que se da en todos lados.

Tengan fe en el proyecto del TIM, pero todos somos responsables de promover la cultura. Hay que tener fe, pero también voluntad, ganas de participar y estar convencidos que todos debemos ayudar a la cultura.

¿Qué hace el Patronato del TIM para conocer las necesidades de la gente en aspectos de espectáculos y así garantizar llenos en el teatro?

Es necesario realizar estudios de mercado. Tenemos que presentar espectáculos aunque con ello se tenga que educar a la población, convencer a los estudiantes de que acudan al teatro, pero es difícil. Da tristeza que haya espectáculos a los que no asiste la población.

Necesitamos encontrar la manera de hacer económicamente sustentable una actividad teatral.

Y en sentido, ¿qué proyectos tienen a corto y mediano plazo para el TIM?

Queremos que cuando se logren presentar teatros llenos, poder instalar una pantalla gigante con un gran sonido, para que la gente que no pudo asistir al teatro, disfruten de los espectáculos de igual manera, como un servicio a la comunidad.

Esperamos que una vez que se remodele el Teatro Garibay, poder tener a todas las compañías de teatro amateur allí y por qué no reacondicionar el Teatro Móvil (Teatrailer), para poder llevar esos espectáculos a todas las colonias que no tienen acceso a estos espectáculos con el apoyo de la Secretaría de Cultura, queremos acercar al teatro a la comunidad.