Reinauguran TIM, tendrá nueva inversión

El alcalde de Torreón señaló que será de 9 millones de pesos. En la primera fase se emplearon 22 mdp que otorgó el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados.

Torreón, Coahuila

El Teatro Isauro Martínez espera otra inyección económica, esta vez de nueve millones y medio de pesos indicó, Miguel Ángel Riquelme, alcalde de Torreón, durante la "reinauguración" del recinto cultural.

"Los asientos que como venían de España había que buscarlos, hacer trámites y eso, pero fueron retrasos muy leves".

No precisó en qué rubros será invertido, pero lo que sí agregó por su parte Ana Sofía García Camil, secretaria de cultura de Coahuila, es que servirán "para terminar la rehabilitación del teatro", para lo cual ya se habían empleado los 22 millones de pesos que otorgó el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE).

La tarde de este martes se dieron a conocer las mejoras que se hicieron con el dinero del PAICE, ceremonia en la cual estuvieron presentes el alcalde de Torreón y la secretaria de cultura de Coahuila, así como Antonio Crestani, director de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura Federal, Sergio Ramírez, subdirector general de Bellas Artes, Jaime Alegre, presidente del Patronato del Teatro Isauro Martínez, entre otros.

Sobre la remodelación, García Camil dijo que se ha buscado hacer obras que "no sólo fueran de importancia estatal o regional sino nacional, que tuvieran un impacto por su belleza, por ser reconocidos como patrimonio arquitectónico o histórico de cierto lugar".

En 2014 los 22 millones empezaron a invertirse en el mejoramiento del TIM.

¿En qué punto se enfocaron?

En rehabilitar la sala del teatro y cabinas, cambiar el telón y la alfombra, un nuevo sistema electroacústico, en la mecánica teatral aérea, en mejorar las salidas de emergencia, en la limpieza e iluminación del arco del proscenio, en iluminación escénica (control y distribución), sustitución de cubierta del techo (la anterior era de asbesto), restauración de fachadas, equipo de intercomunicación y en cambiar todas las butacas.

En el proceso hubo algunos retrasos que de acuerdo con García Camil, fueron "precisamente por la cuestión del material, por ejemplo de los asientos que como venían de España había que buscarlos, hacer trámites y eso, pero fueron retrasos muy leves".

La inauguración estaba programada para diciembre del 2015.