En telones caídos el Teatro Garibay

De un proyecto de 7 mdp para remodelarlo solo recibieron 2 millones los cuales optimizaron al máximo, sin embargo el sitio pemanece cerrado desde 2012. El cabildo de Torreón prometió 1.5 mdp.

Torreón, Coahuila

La falta de presupuesto mantiene en el abandono al Teatro Alfonso Garibay de Torreón. Desde hace dos años en que se realizaron los últimos trabajos de mejoramiento de ciertas áreas, la realidad es que este recinto inaugurado en 1957, desde el 2012 sigue cerrado.

A decir de Claudia Máynez, directora del Teatro Isauro Martínez, cuyo patronato es el encargado del anteriormente conocido Teatro Mayrán, aseguró que autoridades municipales habían prometido apoyos de dos millones de pesos, recursos que no han llegado y han derivado en el retraso en la remodelación y reapertura.

La página de facebook del Teatro Garibay (https://www.facebook. com/pages/Teatro-Alfonso-Garibay

), da cuenta de la fecha oficial de su cierre, el 3 de septiembre de 2012, siendo su director Ricardo Enrique García Flores.

Conocido por "Pollo", quien está al cuidado del teatro, abrió las puertas a Milenio para conocer el estado actual. El acceso es por una puerta lateral que conduce a lo que fue el foro al aire libre.

En el largo pasillo lateral, el foyer, algunas lámparas aún logran iluminar el paso. Las butacas apiladas y empolvadas, un busto de Alfonso Garibay, un piano de media cola, son mudos testigos del abandono en que se encuentra.

Placas conmemorativos al aniversario 50 y otras alusivas a las presentaciones de obras como “El Medio Pelo, “Pareja Abierta”, “Los Cuervos están de luto”, entre otras, aún se conservan colgadas en las paredes que conducen a lo que fue la sala del Garibay con capacidad para 200 personas.

Al igual que las fotos publicadas en su “face”, en octubre de 2012, se conserva sólo el graderío y en el escenario la oscuridad es total.

Subir las escaleras que dan acceso a lo que fue la cabina de controles, fue transportarse en el tiempo y abrir paso a los recuerdos plasmados en toda una serie de carteles colocados en paredes y techo del lugar, que dan cuenta de obras y espectáculos allí presentados.

Destacan: “Macbeth”, de William Shakespeare, “El Fantástico Mundo del Teatro sin Palabras”, así como convocatorias de la Unión de Marionetistas de México, carteles del ITESM Campus Laguna y sus temporadas de Teatro Universitario.

Otras más que dieron cuenta de la gran cantidad de producciones artísticas que tenían en este foro, un gran espacio de difusión que recibieron a miles y miles de laguneros, quienes llenaron la sala de este recinto, que hoy está prácticamente abandonado.

En la cabina hay electricidad, pero no controladores de iluminación, consolas de audio, monitores, nada de instrumentación tecnológica.


EL FINANCIAMIENTO

Según recuerda Claudia Máynez, el primer apoyo económico que se recibió a través de la federación fue en 2012 con 2 millones de pesos.

Con esto se elevó la torre y se realizaron trabajos de ingeniería civil para poder elevarla, de tal manera que pudiera recibir el emparrillado y la mecánica teatral que no se tenía entonces.

Pero el proyecto abarcaba más. La cotización total de remodelación del Teatro Garibay es de 7.5 millones de pesos y no se recibieron más que 2 millones
de pesos que se optimizaron todo lo posible.

“Teníamos la promesa de que el Ayuntamiento apoyaría con otros dos millones, cosa que no se pudo y por eso es que hemos estado tanto tiempo en stand by, con la remodelación y la habilitación del teatro”, indicó Claudia Máynez.

Además se hizo la preparación en ductos para los aparatos de aire acondicionado, se impermeabilizaron los techos, se tiene todavía la vestimenta teatral, es decir los cicloramas uno oscuro y otro claro, las piernas, el bambalinón, el telón y bambalinas.

Dijo que se avanzó en la mecánica teatral se compraron tres tiros contrapesados en donde se manejan los telones, la barra eléctrica, antes se trabajaba con cuatro tiros, pero la idea es que tenga hasta diez.

Recientemente, se tuvo la aprobación del actual cabildo de 1.5 millones de pesos para continuar con la remodelación, por lo que Máynez espera que una vez que llegue el recurso, se acabe de poner la mecánica teatral con siete tiros más la electrificación del foro.

APOYOS PARA EL TIM BENEFICIARÁN AL GARIBAY

Pero el beneficio dependerá de otro factor: Se está a la espera de que el Teatro Isauro Martínez se vea considerado con un proyecto estratégico cultural que implica apoyos, ya que se ingresó al Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE).

De ser así, se cambiará toda la tecnología con la que cuenta, se restaurarán las fachadas laterales y la trasera, se pondrá una nueva techumbre así que se buscará darle una iluminación interna y externa.

Se cambiará toda la butaquería, se cambiará el equipo de audio y luz y la mecánica teatral que se acaba de entregar, se cambiará todos los tiros contrapesados, el foro de la orquesta se modificará y se iluminará el foso.

“Todo lo que actualmente tiene el Teatro Isauro Martínez, iría a habilitar el Teatro Alfonso Garibay”, indicó.

De no existir retrasos, el Teatro Garibay pudiera entrar en funciones el próximo semestre, pero dependerá de que baje el recurso federal para el TIM, para que el Garibay vuelva a ser casa de los grupos amateurs y colegiales.