Teatro y situación nacional

En la plataforma de AVAAZ se ha subido, a instancias de la comunidad artística, una carta dirigida al secretario general de las Naciones Unidas para que se declare crimen de Estado lo que pasa ...
Los actores también lamentan Ayotzinapa.
Los actores también lamentan Ayotzinapa. (Cuartoscuro)

México

Durante la 35 Muestra Nacional de Teatro, espacio donde se comparten ideas que van de lo teatral a lo inevitablemente político, la reflexión sobre la situación nacional se ha convertido en motivo para variar los usos y costumbres del “protocolo cultural” para dar paso a lo performativo. Así, de un sencillo pedir 43 segundos de silencio o la lectura de un texto indignado por los crímenes en Iguala y la violencia en México al final de los aplausos en cada función, ha pasado a otras acciones como el desconocimiento de las autoridades a partir de un “A mí no me representa el gobierno. ¿Y a ti?” que alguno de los actores espeta a los espectadores que acaban haciéndolo suyo hasta convertirse en un clamor. La fiesta más importante del teatro mexicano está inundada de una febril agitación al igual que los escenarios de toda la República.

En la plataforma de AVAAZ se ha subido, a instancias de la comunidad artística, una carta dirigida al secretario general de las Naciones Unidas para que se declare crimen de Estado lo que pasa en México. La puede firmar cualquier ser humano de cualquier país (https://secure.avaaz.org/…/Carta_al_Sr_Ban_Kimoon_Secreta…/…) y reza así: “SOS x México. Carta al Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas. Estimado Sr. Ban Ki-moon: Somos ciudadanos mexicanos, trabajadores de la cultura y le escribimos para suplicarle, de la manera más respetuosa, nos conteste las siguientes preguntas: ¿Cuántos muertos tiene la ONU por estándar para declarar que en un país existe un Crimen de Estado? ¿Cuántos cadáveres deben acumularse para que usted se manifieste? ¿Cuántos para que convoque a una reunión de emergencia? ¿Para que haga una recomendación? ¿Para que condene? ¿Para que emita, en el pleno, una Resolución? ¿Para que imponga sanciones económicas?”, entre otros cuestionamientos que la comunidad artística emprende para lograr un involucramiento del organismo internacional.

La necesidad de la comunidad artística de manifestarse los ha llevado a marchar, a iniciar acciones de protesta atravesadas por lo artístico, a discusiones sobre el papel del trabajo cultural en relación con la sociedad y un sinfín de reflexiones y emociones que en estos tiempos revueltos habitan a la sociedad mexicana toda. Y no es que no estuviesen esas expresiones antes ya en el imaginario y accionar de los artistas. Muchas obras se han preocupado, como Amarillo y Baños Roma de Teatro Línea de Sombra, por poner solo un ejemplo, de algo que la carta citada sintetiza —me parece— muy bien: “¿Por qué los parámetros de la ONU son tan estrechos que el caso México no cabe en la categoría de genocidio?”.