Tarjetas de visita, entrada a la modernidad en el siglo XIX

A partir del próximo martes 10 de noviembre serán exhibidas 117  piezas pertenecientes a la colección Fomento Cultural Grupo Salinas.
Las imágenes significaban una aspiración de ascenso social.
Las imágenes significaban una aspiración de ascenso social. (Especial)

México

Hay dedicatorias: "A mi fino amigo el señor Don Miguel A. Jiménez como testimonio de mi sincera amistad le dedico este recuerdo" y "Un recuerdo de año nuevo a un muy querido y fino amigo Dr. Don Ignacio Martínez del Villar, de un agradecido y atento servidor".

Mensajes similares se leen en las 117 tarjetas de visita de la colección Fomento Cultural Grupo Salinas (FCGS) que, a partir del 10 de noviembre y hasta el 27 de marzo, serán exhibidas en el Museo Nacional de San Carlos, como parte de las actividades del Festival Foto México, según se informó ayer en una conferencia de prensa realizada en ese recinto.

Sobre aquellos mensajes, la directora del museo, Carmen Gaitán, dijo: "Son entrañables; es mirar en lo ajeno, es meterte en la vida de alguien. Los hay de amor, de despedida, de presentación, de duelo.

"Estas tarjetas son una ventana, y nos vamos a asomar a los sentimientos de estos seres que ya no están, y de los que, a través de la palabra impresa, podremos saber qué sentían, qué querían, qué decían, que deseaban transmitir. Era una manera de decirle a la gente 'aquí estoy, quiero comunicar'; era como mandar una carta junto con la imagen, y es lo mismo que estamos haciendo ahora en las redes".

La exposición Sueños de inmortalidad. Tarjetas de visita y retratos del siglo XIX busca mostrar la importancia de la fotografía, particularmente la que se conoció como tarjeta de visita, y su papel en la creación de la identidad social en México.

Se trata, dice la curadora de la muestra, Andrea Bustillos, de fotografías que en su época fueron un objeto comercial que con el paso del tiempo han ido adquiriendo un valor artístico, estético, histórico y social.

Por eso, además de ser fotografías históricas que abarcan un periodo que va de 1864 a principios del siglo XX, sociológicamente representan una costumbre de los integrantes de un sector de la sociedad que aspiraba a pertenecer a una clase social más alta.

"Representa —dijo Mercedes García Ocejo, directora de FCGS— el acceso de diferentes clases sociales a una representación gráfica permanente. Si la pintura en óleo fue la representación por excelencia de la aristocracia, para la alta burguesía del siglo XVIII y XIX lo representó la fotografía en copia única y en formato amplio. A partir de que la tarjeta de visitas está en ocho copias, en formato pequeño, con un costo mucho más bajo, accede también un grupo social que quiere participar del modelo de modernización de la sociedad mexicana".

Esta selección, de un total aproximado de 4 mil imágenes que conforman el acervo de FCGS, tiene dos núcleos: "En búsqueda de la modernidad" y "Un instante para siempre".

Para esta muestra también se ha dispuesto una exhibición de mobiliario y objetos que pudieron haber utilizado las personas que acudían al estudio fotográfico, además de varios recursos tecnológicos, como la oportunidad de tomarse una selfie con las tarjetas, imagen que se compartirá en redes sociales.