Tario

Quizás el ensayista más conocedor de la obra de Tario, Alejandro Toledo acaba de publicar un extenso libro (profusamente ilustrado) acerca del autor.
Alejandro Toledo, "Universo Francisco Tario", La Cabra Ediciones, México, 2015, 384 pp.
Alejandro Toledo, "Universo Francisco Tario", La Cabra Ediciones, México, 2015, 384 pp. (Especial)

México

La obra de Francisco Tario, en realidad llamado Francisco Peláez Vega (1911-1977), es sin duda una de las más atípicas en la extendida literatura mexicana. De “hechura impecable” y “filo fantástico”, se condensa en el género cuentístico; lo que no impidió al autor la escritura de piezas teatrales y hasta dos novelas.

Obra que surgió, precisa Alejandro Toledo, en momentos del predominio realista y que, al desenvolverse en los fantástico, “no reconoce antecedentes”. Si hubiera que anotar al menos un dato para su mejor ubicación, el propio Toledo recuerda la “lectura atenta” que hiciera Tario de la Antología de la literatura fantástica compilada por los argentinos Borges, Bioy y Ocampo.

Quizás el ensayista más conocedor de la obra de Tario, Toledo acaba de publicar un extenso libro (profusamente ilustrado) acerca del autor. Exhaustiva revisión de todos los archivos relacionados, paralela a la futura publicación de la obra completa. Por ello el título, Universo Francisco Tario. Por lo mismo la pertinencia y confiabilidad de la investigación.

Dividido en cinco apartados, Universo… presenta al lector los orígenes y desarrollos personales del autor, ubicándolo en la vida cultural y social del México de mediados del siglo XX. Prosigue con el estudio de la obra, dando cuenta además de su noticia editorial, para arribar a la figura íntegra de Tario (lugar de ídolos en voz purépecha), a partir de las voces más cercanas a él.

Se incluyen además sendos apartados de misivas: las pergeñadas por Tario a seres queridos y las que le escribiera a él Elena Garro, con quien extendió una amistad desde los treinta, cuando ambos matrimonios, Tario-Carmen Farell y Garro-Octavio Paz, se conocieron por su vecindad en la colonia Condesa.

Universo…, este nuevo libro de Toledo (también gran conocedor de las obras de Efrén Hernández y Antonio Porchia), representa un justo reconocimiento a un autor no siempre enlistado en los imprescindibles de las letras mexicanas. Ese Tario “arrojado al vacío”, segundo lugar en un concurso que ganara José Revueltas con El luto humano, y quien en una de las pocas entrevistas concedidas afirmó “amar profundamente la vida”.

“Claro está que no lo logré siempre”, declaró Tario. “Pero, el que la vida nos proporcione malos ratos, y hasta catástrofes, no nos autoriza para negarle belleza, misterio y muy embriagadoras sorpresas. Bien visto, la vida es la mejor obra literaria que ha caído en mis manos”.