Tamós, cuna del ‘mestizo’ huapango

Los españoles llegaron a México primero a Veracruz y luego a Pánuco, en ese pueblo se dio la mezcla cultural y musical que originó al este arte.
Raúl Pazzi Sequera, ícono del huapango en la huasteca.
Raúl Pazzi Sequera, ícono del huapango en la huasteca. (Aristeo Abundis)

Pánuco

Para Raúl Pazzi Sequera director de la casa de cultura de Pánuco pero además ampliamente galardonado en todos los niveles nacionales e internacionales y reconocido como el Rey del Huapango, el contexto de este son y este baile son simple y llanamente los referentes de la huastequicidad y la mexicanidad con el español o los españoles llegados a esta tierra para conquistarla.

Pazzi Sequera en medio de una gran cantidad de reconocimientos, trofeos, diplomas, menciones honorífi cas en México y el mundo, señala a Milenio Tamaulipas que el huasteco y el huapango son uno solo, el huapango es su esencia y esa esencia está totalmente ligada a la cultura española al destacar que huapango quiere decir bailar sobre madera y que eso hacían los huastecos en la zona de Tamós al zapatear el baile de los viejos y al llegar los españoles usaban los mismos escenarios para zapatear flamenco y más tarde por similitud de emociones el baile se unificó y se creó el huapango huasteco.

Aunque se dice un poco minado por la salud y la edad, Raúl Pazzi Sequera asegura que sigue teniendo las ganas y el ímpetu de estar sobre las tablas de bailar huapango, y confía a manera de primicia que ha sido llamado para acudir a Groenlandia como parte de un esquema de difusión internacional de la cultura del mundo de la que el huapango huasteco goza especial reconocimiento a través del comité internacional del folklore.

Dice sin empacho que el huapango es un arte, es cultura, es esencia y asegura que desde su nacimiento en 1928 cuenta con la emoción de escuchar permanentemente el huapango y el haberse dedicado plenamente a su difusión, se dice satisfecho de haber recibido reconocimientos pues indica –asegura- que algo ha aportado, que algo le ha dado al folklore, a la música y al baile e indica que ha estado en miles de lugares y decenas de países presentando la esencia de Pánuco, la esencia de México.

Raúl Pazzi Sequera ha estado en países como Rusia, Cuba, Estados Unidos, Inglaterra, Finlandia, Países Bajos, Francia, España entre otros literalmente como embajador de la cultura mexicana y del baile del huapango.