“El grabado no se ve, se lee”

Así lo señala Alonso Licerio, director del Taller Fermín Revueltas de la Casa de la Cultura de Lerdo. Añadió que a partir de este viernes, iniciará la exposición Colongrafía.
El taller cuenta con dos prensas calcográficas.
Señalo que con su trabajo buscan comunicar y no caer en una sola "estampa". (Foto: Especial)

Lerdo, Durango

Más de 35 obras serán parte de la exposición “Colongrafía”, que será inaugurada este viernes a las 6 de la tarde en la Casa de la Cultura de Lerdo, donde cuatro hermanos con este apellido, integrantes del Taller de Grabado “Fermín Revueltas”, mostrarán su trabajo durante un mes.

Licerio es considerado el precursor y difusor de la enseñanza del grabado en la Comarca Lagunera.

"El próximo viernes tenemos una exposición de cuatro talleristas de este colectivo. Se realizará en este espacio importante de Lerdo, se presentarán obras gráficas aunque también habrá otros trabajos que fueron realizados a través de técnicas mixtas", dijo su titular, Alonso Licerio.

Adelantó que además de esta exposición, se está preparando un inventario de grabados para realizar una muestra en Durango con el fin de conmemorar el centenario de José Revueltas, hermano menor de Fermín,  donde plasmarán la vida y obra del escritor y activista político duranguense.

UN TRABAJO QUE COMUNICA

El Taller de Grabado “Fermín Revueltas”, está dirigido tanto a educadoras, maestros de educación artística y al público en general. Teniendo un soporte de dos prensas de grabado, charolas, material, rodillos y tintas, se conformó un grupo de 17 miembros.

Licerio dijo que es un taller colectivo, que tiene la actitud de analizar las propuestas y hacer observaciones de todo el grupo, con una crítica abierta para no caer en una estampa que no diga absolutamente nada.

"Esto es parte de nuestro ideario estético, de realizar un trabajo que comunique y que tenga que ver nuestro tiempo y nuestro momento histórico", añadió.

“El grabado no se ve, se lee”, cerró.