El esperado (y controvertido) regreso de Lisbeth Salander

El 27 de agosto es el lanzamiento mundial del cuarto libro de la serie 'Millenium', escrito por David Lagercrantz diez años después de la muerte de Stieg Larsson.
La actriz Noomi Rapace da vida a Lisbeth Salander en las películas suecas de 'Millenium'.
La actriz Noomi Rapace da vida a Lisbeth Salander en las películas suecas de 'Millenium'.

México

Stieg Larsson nunca supo que sus libros se volvieron famosos. El autor de la trilogía sueca Millenium falleció de un infarto a los 50 años, antes de que los thrillers protagonizados por la hacker-punk Lisbeth Salander y el periodista de investigación Mikael Blomkvist fueran publicados y cautivaran a más de 75 millones de lectores en todo el mundo.

Seguramente tampoco imaginó que sus personajes seguirían con vida después de su propia muerte. Pero fue de tal magnitud el fenómeno literario que todos se quedaron con ganas de más. Los editores querían más éxitos de ventas, y los lectores, nuevas aventuras de los justicieros más famosos de la ficción contemporánea.

Es así que el próximo 27 de agosto se publicará la cuarta entrega de la saga en 38 idiomas de manera simultánea. En español, la obra fue traducida literalmente del sueco: Lo que no te mata te hace más fuerte (Destino). En inglés, el libro fue rebautizado como The girl in the spider’s web (La chica en la telaraña), tal como sucedió con los primeros tres libros.

El nuevo volumen, de unas 500 páginas, fue escrito por David Lagercrantz. Antes de recibir el encargo de la editorial Norstedts, el escritor ya era famoso por un título que también llegó a las listas de los más vendidos: Yo soy Zlatan Ibrahimovic, una biografía del futbolista estrella sueco que ahora juega en el París Saint-Germain y que antes pasó por el FC Barcelona.

Lagercrantz, de 52 años, es autor de varias novelas y libros de no ficción. Estudió Filosofía y Religión antes de asistir a la escuela de Periodismo en Gothenburg. Más tarde se convirtió en reportero de la nota roja en el diario nacional Expressen, donde cubrió historias de crímenes. Una de ellas, en particular, fue convertida en un libro de investigación periodística.

Lo mismo hizo el propio Larsson con sus investigaciones acerca de los neo-nazis suecos y sus conexiones con el poder político y financiero. Como su personaje, Mikael Blomkvist, Larsson también fundó su propia revista periodística en 1995 (Expo), pero fracasó al poco tiempo.

David Lagercrantz vive en Södermalm, en Estocolmo, el barrio que cinco millones de lectores de habla hispana aprendieron a recorrer con las novelas de Millennium.

Lisbeth sigue los pasos de Snowden

Pasaron casi 18 meses desde que Lagercrantz comenzó el cuarto libro hasta que puso el punto final en enero de este año. Se sabe que el autor debió trabajar con cautela absoluta para que no se filtrara ni una palabra: escribió en una computadora sin conexión a Internet y entregó el manuscrito directamente en las manos de los editores suecos. Se ha dicho, además, que ningún ejemplar será enviado a la prensa para reseñas antes del 27 de agosto.

Pero a menos de un mes del esperado lanzamiento, ya se conocen los primeros detalles. Y al parecer, la historia se asemeja a la realidad reciente. El nuevo objetivo de Blomkvist y Salander es hackear la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, tal como lo hizo el ahora fugitivo Edward Snowden.

La sinopsis añade que si bien los héroes ficticios vuelven a reunirse, cada uno tiene distintas motivaciones: Mikael cree que puede encontrar la exclusiva de su vida mientras que Lisbeth, como siempre, tiene sus propios planes.

Polémica continuación

Lo que no te mata te hace más fuerte es una novela que escribió Lagercrantz con el apoyo del padre y hermano de Stieg Larsson, quienes expresaron públicamente su deseo de mantener vivo el mundo y los personajes del escritor. Pero además, Erland y Joakim Larsson son los únicos beneficiarios de la enorme fortuna que han producido tanto las millonarias ventas de la trilogía como la comercialización de los derechos para filmar tres películas suecas y una norteamericana (dirigida por David Fincher).  

La que rechaza tajantamente esta continuación es la mujer del fallecido escritor, Eva Gabrielsson, quien quedó legalmente excluida de la repartición de la herencia. Ella y Larsson nunca se casaron por cuestiones de seguridad: los reportajes contra la ultraderecha que escribía el periodista lo hicieron temer por su vida, y lo llevaron a mantenerse lo más alejado posible de los registros públicos.

A pesar de ser un fumador empedernido, Larsson no dejó un testamento. Y a pesar de haber compartido 32 años de su vida con Gabrielsson –a quien conoció en una marcha contra la Guerra de Vietnam, cuando ambos tenían 18 años–, las leyes suecas dictaminaron que los únicos beneficiarios de la entonces modesta herencia eran los familiares más cercanos. No pasó mucho tiempo antes de que la disputa se convirtiese en una cuestión de millones.

Según la arquitecta, su pareja de más de 30 años dejó escritas unas 200 páginas de la cuarta entrega de la saga. Pero la vida no le ha hecho justicia, y quizá por eso prometió que ese texto nunca será publicado mientras permanezca en sus manos.

En marzo de este año, Gabrielsson declaró a la agencia AFP que Larsson hubiese estado furioso con la manera en que se escribió Lo que no te mata te hace más fuerte, ya que nunca dejó que nadie trabajara en sus textos. “Quien sabe –dijo - quizá Stieg mande un rayo el día del lanzamiento del libro”.