Stephen Hawking apoya proyecto que busca vida extraterrestre

El físico británico acotó que es poco probable que se logre hablar con seres de otras galaxias porque nos verían “como nosotros vemos a las bacterias”
El autor de los estudios sobre los agujeros negros respalda el programa científico que tendrá una duración de 10 años.
El autor de los estudios sobre los agujeros negros respalda el programa científico que tendrá una duración de 10 años. (Matt Dunham/AP)

Londres

El programa mundial de investigación Breakthrough Initiatives, que consiste en averiguar si hay o no vida en otros planetas, ayer fue impulsado por el renombrado investigador Stephen Hawking ante la Royal Society, la agrupación científica más importante de Reino Unido.

“Sabemos que la vida surgió espontáneamente en la Tierra. Así que en el universo infinito debe haber otras formas de vida. En algún lugar del cosmos, quizá hay vida inteligente que debe estar vigilando estas luces nuestras”, afirmó Hawking a través de un sintetizador de voz al hablar a favor del proyecto.

El autor de los estudios sobre los agujeros negros respaldó la iniciativa de buscar vida en otras galaxias en un programa de investigación que tendrá una duración de 10 años y que requiere de una inversión de 100 millones de dólares.

El científico de 73 años, quien fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neuromotora, a los 21 años, expuso a los especialistas reunidos en la Royal Society que es necesario responder a la pregunta sobre la existencia de vida extraterrestre inteligente.

“Tal vez estén ahí, tal vez no, pero recientes misiones espaciales han cambiado el juego. Sabemos ahora que hay muchos mundos y las moléculas orgánicas son tan comunes que parece muy posible que haya vida más allá, pero (la existencia) de inteligencia en otros planetas es un gran desconocimiento”, señaló Hawking.

El proyecto

La iniciativa de largo plazo utilizará telescopios gigantes y el programa de la Universidad de Berkeley SETI@home, una plataforma de computadoras de 9 millones de voluntarios en el mundo interconectadas para buscar vida extraterrestre.

El programa va a sondear el centro de la Vía Láctea y toda nuestra galaxia, ampliando su búsqueda a un millón de estrellas de galaxias vecinas a través de telescopios de gran alcance como el de 100 metros que se ubica en West Virginia, Estados Unidos, así como el que se encuentra en New South Wales, Australia.

En su oportunidad, Yuri Milner, magnate ruso residente en Estados Unidos, fundador y patrocinador de Breakthrough Initiatives, aseguró que el siglo XXI será recordado por haber traspasado el sistema solar en busca de otras formas de vida.

“La búsqueda de vida inteligente en el universo es la ganancia máxima. Ya sea que somos únicos, o que tenemos compañía. Cualquiera que sea el resultado es extraordinario”, afirmó el también fundador de la empresa de tecnología DST Global.

En la primera parte de la iniciativa científica, llamada Breakthrough Listen, los científicos utilizarán radares para captar señales que provengan de otras galaxias.

Los científicos que participaron hoy en el lanzamiento de la iniciativa mundial, coincidieron en que una vez que se encuentren señales de vida el siguiente paso es establecer comunicación intergaláctica a través de fotos, hologramas o imágenes, y no a través de un idioma.

El científico de la Universidad de California Santa Cruz Frank Drake señaló que ahora mismo podría haber mensajes provenientes de las estrellas volando a través de esta sala. “El solo pensarlo me da escalofrío”, opinó.

Entablar comunicación

El panel de expertos comentó que podrían pasar entre 100 y 200 años para establecer una comunicación, ya que algunas de las estrellas se encuentran a 100 años luz.

Sin embargo, el físico Stephen Hawking manifestó que es un poco escéptico en cuanto a la probabilidad de generar algún tipo de contacto con posibles formas de vida inteligente en otras galaxias.

“No sabemos mucho de extraterrestres, pero sabemos de los humanos. Si miras los encuentros entre humanos y organismos menos inteligentes (animales, por ejemplo) con frecuencia han sido desastrosos”, ejemplificó.

El científico consideró que si una civilización que es millones de años más avanzada leyera uno de nuestros mensajes, “sería mucho más poderosa y tal vez no nos vean más valiosos que como nosotros vemos a las bacterias”.

Los responsables del programa Breakthrough Initiatives también indicaron que se va a generar una enorme base de datos en los próximos años, la cual estará disponible al público para su interpretación y análisis.