"Todas las personas son fuente de inspiración de mis escritos"

La bloguera Stephany Male Capetillo es la voz de muchas voces calladas, escribe lo que le pasa a las mujeres en circunstancias como a Paty Navidad y el accidente con la toalla sanitaria.
Stephany Capetillo Cabrera conocida en la red como Male Capetillo.
Stephany Capetillo Cabrera conocida en la red como Male Capetillo. (Facebook Male Capetillo.)

Torreón, Coahuila

La bloguera, abogada, activista en pro de los derechos humanos, defensora de los animales, feminista y escritora yucateca Stephany Capetillo Cabrera, mejor conocida en el mundo del Internet como "Male Capetillo".

En su faceta de escritora es la voz de muchas voces calladas, la que se atreve a escribir lo que le pasa a las mujeres en circunstancias poco comunes o de lo que la mayoría prefiere callar.

Se autodefine como un ser humano imperfecto en construcción, señala que no es bipolar, es trifásica pues escribe de poesía, humor y textos con vivencias. Es la autora de la controversial "Mala Mujer".

Recientemente volvió a estar en la mirada Internacional, tras el incidente que protagonizara Paty Navidad cuando se le se sale la toalla femenina en un programa en vivo.

Varios medios que se dedican a buscar información en Internet la señalan como una mujer "común" que sale en su defensa y lo hace de un modo picante, entretenido y sobre todo muy contundente.

¿Qué significa estar en el escaparate más grande, el ciberespacio?

Fragmento de La Mala Mujer: Soy una mala mujer, porque cuando llego se nota y cuando me voy se siente. Soy una mala mujer porque alzo la voz, porque soy independiente, porque no me molesta pagar la cuenta ni abrir mi propia puerta ni cargar mis propios condones, por ello soy una mala mujer, no sé hacer un dobladillo, a veces no cocino o bien le pago a alguien que lo haga.


Es sorprendente los alcances de la tecnología, afortunadamente el escrito ya trascendió las fronteras y ha viajado a cada rincón del mundo.

Existe un libro que se llama "Los Cuatro Acuerdos" y menciona que cada quien habla, lee y piensa lo que está conociendo a través de sus sentidos, desde una perspectiva muy personal.

Es muy interesante ver que las personas piensan que yo estoy proclamando que soy una mala mujer, otros aseguran que incito a que mis congéneres sean malas mujeres.

Cuando el escrito trata de reflejar todas las voces, todos los días en mi profesión llegan personas que me cuentan sus secretos, otras me piden consejos, yo lo único que puedo ofrecerles es mi opinión.

'La Mala Mujer' refleja esta pluralidad de voces, las situaciones propias o externas de lo que una mujer vive día a día y no estoy aquí para decir que la mujer siempre tiene la razón, cuando hay casos y evidencias que apuntan a que esto no es así.

Ya se han acercado medios latinoamericanos para entrevistarme, entre ellos se encuentra el periodista Gregorio Moral del Salvador de Venezuela se acercó la publicación de Frases para la vida.

El medio Zona Posible de Yucatán, la revista peninsular en la que escribí por más de 3 años, pero editoriales como Porrúa o Trillas no se han acercado.

¿Por qué defender a Paty Navidad, en este accidente?
Yo escribí defendiendo a Paty Navidad, pero en realidad salgo en defensa de todas las mujeres que han sido buleadas por tener accidentes con algo que es completamente natural: la menstruación.

Es parte del ciclo reproductivo de la mujer y a cualquiera nos ha pasado un accidente en la escuela, trabajo, reuniones familiares. Es una cuestión de sororidad.

Hay muchos detractores de esa situación, hay mucha ignorancia al respecto, las personas no saben que una toalla femenina sí se te puede caer o salir, a pesar de que traiga las famosas alas, pueden traer mal el pegamento, es un accidente que a cualquiera le pudo pasar.

Yo no busco reconocimiento ni escaparates, yo escribo todos los días de temas muy diversos, escribo porque siento la necesidad de hacerlo y en este caso creí conveniente aclarar que el ciberbullying que le hacían a una, nos perjudicaba a todas las mujeres.

Eres un ejemplo de superación personal y de constancia, superaste un problema de obesidad ¿Te hicieron bullying alguna vez?

No sé si soy un ejemplo, yo me río mucho cuando me lo dicen, yo vivo lo que un mexicano común vive en este país y lo voy narrando día tras día, tengo una lucha con el sobrepeso, además lucho contra un glaucoma inducido por una mal praxis médica, cuando yo tenía un año y medio.

Mis padres me han enseñado lo que soy, ellos jamás me impidieron que yo hiciera cosas, al contrario esa confianza y apoyo me hicieron fuerte y superar cada barrera, física o mental que se interpone en mi felicidad.

Sí sufrí bullying, pero lo enfrenté como siempre, de frente y ahora que soy abogada asesoro casos para que puedan salir victoriosos de cualquier tipo de acoso.

¿Cuándo empiezas a escribir en blogs y en Facebook?
Empiezo de manera formal y religiosamente todos los días a partir del 2012, antes lo hacía de manera esporádica en estos medios o bien en mis libretas.

Sin embargo yo tenía mi blog en Blogger se llamaba "El teatro mágico de Male Capetillo", anterior a ese nombre lo encontraban como "El traje del Suicida" y tiene un por qué.

Hay una frase de un poemario escrito por un autor yucateco, llamado Adán Echeverría, que dice "Guardo en el ropero del suicida mi traje de valemadre" y me encantó. Cuando terminé de leer la obra de Herman Hesse del "Lobo estepario" lo cambié por el teatro mágico.

¿Cómo logras llegar a tantos y tan diversos públicos? , ¿Tu muro es una catarsis de todo lo que vives en el trabajo y de las múltiples personas que acuden a ti?

Fragmento de La Mala Mujer: Soy una mala mujer porque no me dejo, porque no me quiebro, porque me sacudo las lágrimas, me acomodo el escote y sigo para adelante, por eso soy una mala mujer, porque no nací sumisa, callada, quieta y frágil, sino soberbia, entrona y estridente, porque cuando llego se nota y cuando me voy se siente.


No es catarsis, precisamente, es mucha empatía. Sinceramente me logro poner en los zapatos de las personas que están sufriendo por algo, quizá porque ya lo viví o pasé algo similar.

Siempre me han criticado por eso, porque no me encasillo en un solo tema, yo narro lo que viven las personas que me conocen. Hace poco fui a la Ciudad de México y en lugar de tener miedo, yo hablaba con todo el mundo, en el aeropuerto, con el portero del hotel, el taxista, la señora de las quesadillas, todas las personas son fuente de inspiración para mis escritos.

¿Por qué te identificas con Maléfica?
El cuento de la Bella Durmiente tiene fácil unas quince versiones, antes de llegar a la de Disney, a mi de pequeña me encantaba Maléfica, a diferencia de todas las hadas que vivían en el bosque, ella no, es una mujer poderosa que vivía en un castillo, tenía un cuervo, su propio ejército, se podía convertir en un dragón, la mujer es maravillosa y encima guapa.

En la época en la que sitúan a la Bella Durmiente, los nacimientos de la monarquía eran una cuestión pública, cuando Maléfica llega, las otras hadas y el pueblo entero la echan, cuando todo el mundo podía asistir.

A mi Maléfica me parece un villano mal entendido, porque ella no se había metido con nadie, cuando le hacen tremendo desplante. Además tiene sus tintes sarcásticos, yo soy sarcástica en mis escritos, es una cuestión de tributo.

Reconozco completamente que el personaje es de Disney, jamás he querido plagiarlo, en mi página oficial estoy como Male Capetillo, porque no quiero problemas con los representantes legales de Disney.