"Es el tiempo de los jóvenes músicos"

Los solistas del noveno concierto de temporada de la Camerata, Úrsula Amargós en la viola y Daniel R. Olivares en el contrabajo opinan que se le debe dar paso a las nuevas generaciones.
Úrsula Amargós en la viola y Daniel R. Olivares en el contrabajo interpretarán la peculiar Sinfonía Concertante para Contrabajo y Viola de Dittersdorf.
Úrsula Amargós en la viola y Daniel R. Olivares en el contrabajo interpretarán la peculiar Sinfonía Concertante para Contrabajo y Viola de Dittersdorf. (Nancy Méndez Lozano)

Torreón, Coahuila

Los jóvenes músicos: Úrsula Amargós en la viola y Daniel R. Olivares en el contrabajo, serán los solistas del noveno concierto de temporada de la Camerata de Coahuila, este viernes 22 de mayo a las 20:30 horas en el Teatro Nazas, bajo la dirección de Mario Rodríguez Taboada, director invitado para esta fecha.

Los solistas interpretarán la peculiar Sinfonía Concertante para Contrabajo y Viola de Dittersdorf. Además el programa estará integrado por la Obertura Leonora No. 3 de Beethoven y la Sinfonía No. 8 “inconclusa” de Schubert.

En entrevista los jóvenes músicos nos comparten:

¿De dónde son y desde cuándo que son parte de la Camerata de Coahuila?

Úrsula.- Soy de Barcelona España, tengo 23 años y desde hace 7 meses soy parte de la orquesta.

Daniel R.- Soy de Guadalajara, tengo 26 años, y ya casi cumplo dos años con la orquesta.

¿Por qué la música y no otra cosa?

Úrsula.- Mi madre, mi padre y mi hermana son músicos, lo mío se dio de forma natural.

"La juventud da frescura, es importante para avanzar, si la música a veces tiene poco alcance o audiencia es por lo mismo, ya que necesita de esa variedad", manifestó Úrsula Amargós.


Daniel R.- Por mi parte no tengo familiares músicos pero realmente surgió en mi una atracción por la música. En un principio yo quería tocar el bajo eléctrico y eso me atrajo hasta este instrumento el cual fue algo complicado aprender a tocar.

¿Qué otras cosas hacen aparte de ser músicos?

Úrsula.- Mi otro interés son los animales, desde hace muchos años he sido voluntaria en perreras y me gusta ayudar a los perritos de la calle. 

Daniel R.- Yo he estado metido en la docencia cada que se da la oportunidad, además me gusta viajar. Creo que es importante hacer otras cosas a parte de la música, eso nos ayuda a despejar la mente, eso se refleja luego en la ejecución.

¿Qué tan importante creen que sea que los jóvenes formen parte de las orquestas profesionales?

Úrsula.- La juventud da frescura, es importante para avanzar, si la música a veces tiene poco alcance o audiencia  es por lo mismo, ya que necesita de esa variedad. Es importante el equilibrio de la frescura, las nuevas ideas y la experiencia. 

Daniel R.- Luego las orquestas generan ciertos vicios como en cualquier lado, la gente crece y crea sus ideas, y existen algunos que no salen de lo mismo, es el momento de meter a más jóvenes para que esto se mueva, que fluyan las nuevas ideas, las nuevas técnicas, claro acompañado de la experiencia. Es el tiempo de los jóvenes músicos.

¿Sobre su interpretación como solistas que se espera la gente? 

Úrsula.-  Es la primera vez que la orquesta toca la Sinfonía Concertante para Contrabajo y Viola de Dittersdorf, algo que resulta arriesgado pero bien logrado.

Daniel R.-  Es una sinfonía concertante, eso significa que es la estructura de una sinfonía orquestal pero en este caso con dos solistas. En una combinación muy poco común, ya que no es frecuente que se mezclen estos instrumentos, lo que resulta en una fusión muy interesante de escuchar.