Sociedad del verso; rap desde ladrillos hasta su propia cabina

Son mayores de edad y ya tienen que trabajar de albañiles, en mostrador o panaderos, provienen de una de las colonias más delictivas del sur de Tamaulipas, pero ya construyeron su estudio de ...

Ciudad Madero

Cinthia pidió permiso un momento para salir de la papelería donde trabaja; Josué y Misael también pidieron chance en la obra para ausentarse un rato; David entra tarde a la panadería.

Acá donde me esperan ya no son ellos, son La Flaca, De´ser, Mercez y Cromo, son la Sociedad del Verso.

Están sentados junto a Joe y Fuzz dos de los cinco chavitos que forman la banda alternativa post punk de Iguana's Rock y Abraham Víctor y César de Los Breaking Chairs un trayecto al progresivo y la mezcla de estilos.

Las tres bandas de jóvenes son como cualquier otra banda que inicia un proyecto musical: con talento e ideas, sueños, identidad, con ídolos, pero en el caso de la Sociedad de Verso, con un espíritu emprendedor.

Desde la colonia 15 de mayo, una de las más conflictivas de Madero juntaron sus pensamientos y gustos y comenzaron a rimar, a combatir el rapeo, luego a juntar dinero para comprar un micrófono profesional, una computadora, una mezcladora, hasta obtener construir con sus manos su propio estudio.

Ahí han grabado sus rolas con un sonido digno, hablan y versan los sentimientos, los buenos, las malos, los propios de sus años, es expresión dice David, perdón, Cromo, "El rap no es los que todos piensa, no es de malandreo o para los callejeros o los que se drogan, es para los enamorados, para los que tienen dolor, es paras expresarnos".

Todos en La sociedad del Verso son chavos, entre los 18 y los 21 años, y todos tienen trabajo y vienen de la zona 15 de Mayo, un sector calificado como altamente delictivo, por eso su ejemplo es rescatable, y más que piensen en serio.

"Primero teníamos unos ladrillos como sillas donde nos sentábamos a platicar sobre el futuro, luego unos amigo que faltaron pusieron la cabina, pusimos un pedestal, luego el micrófono C1, mezcladoras buscamos oportunidades".

Del grunge al prog

Iguana's Rock es un grupo que dejó de ser proyecto con un año de existencia y que tienen ya un buen repertorio de rolas completas y otras más en pedazos.

Basados casi en su totalidad en el punk y el grunge, el grupo comenzó a producir sus propias canciones.

Israel, estudiante de la Facultad de Música es el líder, guitarrista y principal compositor y asegura que la música ha perdido exponentes que basen su proyecto en el auditivo y que buscan ser bandas visuales, generadoras de imagen.

Breaking Chairs es otra banda maderense que trata de explotar la variedad de los estilos musicales para centrarlos sin etiqueta dentro del mundo del rock.

Con una base entre el punk y el metal, y una casi idolatría en The Ramones, reflejan canciones de protesta, de amor, con una mezcla de géneros "porque muchas bandas se encasillan en un solo género... por eso es que nuestra canciones casi no se parecen".

Concierto de chavos

La Sociedad del Verso, Breaking Chairs, e Iguana´s Rock compartirán escenario con Saint Lion en un concierto es parte del programa Sábados de expresión, promovido por la subsecretaría de Cultura de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano del Gobierno de Madero y el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes, este sábado a las 18:00 horas en la plaza Isauro Alfaro.