Silvio Rodríguez ofrece Nueva Trova a los tapatíos

El cantautor cubano comenzó la velada agradeciendo el recibimiento y entonando “Una canción de amor esta noche”.
Silvio Rodríguez reconquistó Guadalajara
Silvio Rodríguez reconquistó Guadalajara Foto: Mariana Hernández León

Guadalajara

Con un auditorio que mostraba apenas unas islas de asientos sin ocuparse, la noche en que Silvio Rodríguez regresó a la ciudad comenzó con unos acordes de guitarra y un hombre enfundado de negro de pies a cabeza. La cita se pactó a las 21:00 horas pero tuvo que transcurrir una espera de 15 minutos para que el fundador de la “Nueva Trova” saliera al escenario acompañado de cuatro de sus músicos.

 
Ante un público diverso, compuesto de personas que lo han seguido desde sus inicios, señores y señoras que ejercen su derecho a la nostalgia y jóvenes que crecieron con escuchando sus letras como canciones de cuna, Silvio Rodríguez comenzó la velada agradeciendo el recibimiento y entonando “Una canción de amor esta noche”, que apenas terminó fue opacada por la primera ovación.  


Llegaron entonces las primeras palabras del cubano: “Canciones de amor, esto es un trabajo de canciones de amor, unas más recientes, casi todas inéditas, esperando les gusten, pero no se preocupen, también les vamos a cantar esas que algunos de ustedes se saben “, y volvió a ensimismarse en su guitarra para cantar “Tu soledad me abriga la garganta”.


Con un escenario sencillo, vestido apenas con una pintura monumental, después de su segunda canción se unieron 4 más de sus músicos para dejar a su banda completa, formada por Niurka González en la flauta y el clarinete, del trío de cuerdas Trovarroco, la batería a cargo de Olivier Valdés, el contrabajo de Jorge Reyes y Emilio Vega en las percusiones.


Ante los gritos de que cantara “Ojalá”, Silvio hizo una pausa para responder, de forma juguetona, “les prometo que la cantamos al final,  ¿o qué, tienen apuro?, porque yo no y la noche es joven”. Se desprendió una cascada de aplausos que se fue tornando en un remanso apenas se escucharon las primeras notas de su homenaje a Violeta Parra.


Llegaron entonces los gritos de ¡Viva Cuba!, a los que el cubano respondió con un parco viva México. Inmediatamente después comenzó lo que hasta esta hora fue la canción más ovacionada y con la que finalmente el público terminó por entregarse, y es que bastó que se escuchara el verso “debe ser como la cuarta vez que espero” para que los asistentes corearan de principio a fin la canción “Mariposas”, que tras terminar se llevó una estruendosa ovación y nuevamente los agradecimientos de Rodríguez para con su público.


Hasta el momento el cantautor cubano seguía interpretando sus canciones y a la espera de que llegara la promesa de tocar “Ojalá” para poner fin a la velada.