Sergio Pitol recibe el Premio Alfonso Reyes

En Veracruz se entregó el galardón al escritor poblano que también ha recibido el premio Xavier Villaurrutia, el Latinoamericano de Narrativa Colima y el Herralde de Novela.
Pitol

Veracruz

De Sergio Pitol se dice que es un ciudadano del mundo. Su vida y, en especial, sus obras así lo confirman, pero también es cierto que es uno de esos autores llamados extravagantes, quien se ha ganado ser considerado “un hijo predilecto de la literatura mexicana”.

Con esa frase, María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le entregó al escritor el Premio Internacional Alfonso Reyes, en su emisión 2015, “en virtud de sus valiosas aportaciones culturales, artísticas y literarias, así como por su amplia trayectoria”.

En una ceremonia desarrollada en la casa del autor, en Xalapa, Veracruz, la directora del INBA aseguró que con la entrega del galardón se reconoce al cuentista excepcional, arquitecto de la novela y extraordinario traductor.

“Es un privilegio estar en la casa de Sergio Pitol para entregarle este reconocimiento a un hombre de una gran generosidad que nos ha permitido conocer el mundo literario de otras culturas. El idioma ha sido su patria y los libros su pasión, algo que muchas generaciones de mexicanos tenemos que agradecer.”

Acompañada de los representantes de las instituciones que otorgan el Premio Internacional Alfonso Reyes, María Cristina García Cepeda entregó el premio a nombre de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal y en representación de su titular, Rafael Tovar y de Teresa.

Impulsado por la Sociedad Alfonsina Internacional, presidido por el escritor Felipe Garrido, el Premio Internacional Alfonso Reyes se creó en 1972 a iniciativa del escritor y periodista Francisco Zendejas, con la finalidad de hacer un reconocimiento a la obra del escritor regiomontano al distinguir a personalidades con una vasta trayectoria en el campo de las humanidades.

Entre los galardonados se encuentran Mario Vargas Llosa, Eduardo Lizalde, Ignacio Bosque, Fernando del Paso e Ida Vitale.


Una voz inconfundible

De Sergio Pitol se ha escrito que es un ciudadano del mundo y, al mismo tiempo, un profundo conocedor de la cultura mexicana; en sus obras se funde la pasión por el conocimiento y una crítica implacable a su tiempo y su entorno, con lo cual ha construido una voz ya inconfundible entre los narradores hispanoamericanos.

En la breve ceremonia de entrega del Premio Internacional Alfonso Reyes, en la capital veracruzana, el escritor Felipe Garrido, presidente de la Sociedad Alfonsina Internacional, recordó que fue en 1956 cuando Sergio Pitol escribió sus primeros cuentos, y en 1959, cuando publicó su primer libro: Tiempo cercado.

“Aquellos cuentos iniciales tenían como fuente los relatos que en mi infancia le había oído a mi abuela, en largos y minuciosos monólogos. Mi abuela fue hasta su muerte una lectora de tiempo completo de novelas del siglo XIX, sobre todo de las de Tolstoi. Cada vez que la evoco se me aparece sentada, olvidada de todo lo que sucedía en la casa, inclinada con una lupa sobre un libro, casi siempre Ana Karenina”.

Sergio Pitol nació en Puebla, Puebla, el 18 de marzo de 1933. Estudió derecho y letras en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha recibido el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, y es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, como creador emérito, desde 1994.

Ha recibido los premios Xavier Villaurrutia 1981 por Nocturno de Bujara, Latinoamericano de Narrativa Colima 1982 para Obra Publicada por Cementerio de tordos, Herralde de Novela 1984 por El desfile del amor, Nacional de Literatura y Lingüística 1993, Mazatlán de Literatura 1996, de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo 1999, Cervantes de Literatura 2005 y la Medalla Bellas Artes 2008, entre otros reconocimientos.

Su obra está traducida al francés, alemán, italiano, polaco, húngaro, holandés, ruso, portugués y chino. Es traductor de los escritores Henry James, Joseph Conrad, Robert Graves, Jane Austen, Witold Gombrowicz, Alexander Zeromsky, Kazimierz Brandys, Jerzy Andrzejewski y Bruno Schulz.

En la ceremonia estuvieron presentes Rodolfo Mendoza Rosendo, director general del Instituto Veracruzano de la Cultura; Gerardo Salvador González Lara, titular del Departamento de Estudios Humanísticos del Tecnológico de Monterrey; José Luis Solís Olivares, director de Carreras Asociadas en Humanidades de la Universidad de Monterrey, José Garza Acuña, secretario de Extensión y Cultura de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y Ricardo Marcos, presidente del Consejo para la Cultura y las Artes (Conarte) de Nuevo León.