Sergio Hernández: el arte, en lucha contra la violencia

Tras la violencia en Nochixtlán, pide “la construcción de acuerdos que restablezcan la paz y el orden” en Oaxaca, su estado natal.
Presenta 40 obras de gran formato en el Mambo.
Presenta 40 obras de gran formato en el Mambo. (Nelly Salas)

México

El artista oaxaqueño Sergio Hernández, quien hoy inaugura en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo) su más reciente exposición, lamenta y reprueba los acontecimientos de violencia ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca.

“Esos hechos deben ser investigados para castigar a los responsables; lo deseo para el bien de mi estado y por el de la sociedad mexicana en su conjunto”, dijo el creador, oriundo de Santa María Xochixtlapilco, municipio de Huajuapan de León, Oaxaca.

En ese contexto, asegura que el arte tiene un papel fundamental: “Creo lo que dice el gran dramaturgo alemán Bertolt Brecht: ‘En tu lucha por el hombre, apoya al hombre’. Creo que si el arte quiere apoyar al hombre debe luchar en contra de la violencia y a favor de los derechos humanos,  subrayando el derecho a la cultura. Pasando de la teoría a la práctica, en lo personal he constituido un Observatorio Cultural Ciudadano, precisamente para defender el derecho a la cultura”.

Desde su posición como uno de los artistas más importantes del país, dice que se deben “abrir espacios de diálogo en un ambiente de respeto y confianza para que se puedan sentar las bases de una resolución duradera de las controversias o diferendos existentes, en beneficio de la paz y la justicia”.

Hernández se manifiesta por que se propicie “de inmediato la construcción de acuerdos que restablezcan la paz y el orden en el estado de Oaxaca, teniendo como eje articulador el respeto a los derechos humanos de las personas y la legalidad”.

Subraya que es urgente que las autoridades “realicen las indagatorias para determinar y sancionar los ilícitos que se  cometieron en Nochixtlán el pasado 19 de junio, y con ello brindar a cada una de las víctimas, así como a sus deudos y familiares, la atención y apoyo que requieran”.

Relectura

La exposición De sangre y de plomo, que a partir de hoy está en el Mambo, es integrada por alrededor de 40 piezas de gran formato elaboradas con pintura al óleo sobre una base de arena, coloreadas con cinabrio y otros pigmentos milenarios.

En la muestra, curada por Giorgio Antei, serán presentados dos libros: Hernández. Tres pasiones y Códice Hernandino-Mixteco, éste inspirado en el Códice de Yanhuitlán, uno de los documentos  simbólicos de la región mixteca, elaborado por varios amanuenses en el siglo XVI, que da cuenta del sistema de escritura tradicional indígena que se preservó en la región hasta el siglo XVIII. Lo que hizo Hernández es ofrecer una relectura artística de ese documento.