Sergio Abarca presenta “Realidad relativa” en Museo Universitario

Hasta el 26 de abril los universitarios y el público en general podrán visitar esta muestra compuesta por 18 pinturas encuadradas en el realismo pero con un toque de subjetividad.

Puebla

Un total de 18 pinturas que combinan el óleo, resina y pigmentos conforman la exposición plástica de Sergio Abarca Gutiérrez denominada Realidad relativa, que fue inaugurada la noche de este miércoles en el Museo Universitario "Casa de los Muñecos".

Egresado de la Escuela de Artes Visuales del estado, hoy catedrático de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales de la BUAP, Sergio Abarca es un joven pintor cuya obra se encuadra en el realismo, aunque, a decir de él mismo, despojado de la frialdad de la imagen casi fotográfica, al imprimir en cada cuadro la subjetividad del artista.

Inaugurada por el encargado de despacho de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura, Flavio Guzmán Sánchez y la directora del Museo Universitario "Casa de los Muñecos", Elsa Hernández Martínez, la exposición plástica quedó abierta al público hasta el próximo 26 de abril.

Realidad relativa es parte del programa de exposiciones temporales que a lo largo del año el Museo Universitario brinda a la comunidad universitaria y al público en general. Dicha muestra pictórica sucedió a la expuesta por Lourdes Pérez de Ovando que abrió el ciclo en este año.

Durante la ceremonia de inauguración, Guzmán Sánchez agradeció el respaldo del Rector Alfonso Esparza Ortiz en los programas de difusión y extensión de la cultura, una de las tareas sustantivas de la Institución y parte de una concepción integral de la educación.

A su vez, Hernández Martínez destacó que con Sergio Abarca el Museo Universitario "Casa de los Muñecos" abre sus puertas a jóvenes artistas, quienes junto a los de mayor trayectoria tendrán espacios en ese recinto para exponer su obra a lo largo del año.

En las salas Estevan de Antuñano y Agustín de Ovando, del Museo Universitario "Casa de los Muñecos", se exponen los 18 cuadros de Sergio Abarca, en formatos mediano y grande, la mayoría en colores negro, blanco y rojo, en los que se combinan óleo, resinas y pigmentos.

Sobre Realidad relativa, que reúne la obra reciente del artista, creada entre los años 2013 y 2014, se dice que parte de un ejercicio introspectivo, el cual pone de manifiesto las virtudes de su memoria casi fotográfica.