Serebrier, el director de orquesta uruguayo en el Cervantino

José Serebrier dirigirá esta noche a la Orquesta Sinfónica de Costa Rica, en el Teatro Juárez.
Tangos y una obra de Shostakovich son el programa del uruguayo.
Tangos y una obra de Shostakovich son el programa del uruguayo. (Jesús Alejo)

Guanajuato

Con un programa integrado por tangos y una obra de Shostakovich, el director de orquesta uruguayo José Serebrier dirigirá esta noche a la Orquesta Sinfónica de Costa Rica, en el Teatro Juárez, como parte del último fin de semana del Festival Internacional Cervantino.

Considerado como una de las batutas más influyentes a nivel internacional, ha estado al frente de diversas agrupaciones tanto en América como en Europa, e incluso ya obtuvo un Grammy Latino por su Carmen Sinfónica, grabada con la Orquesta Sinfónica de Barcelona, además de estar nominado de manera recurrente por sus discos.

“La mayoría de los compositores de los últimos 80 años se esfuerzan en no pensar en el público, escriben para ellos mismos. Hay compositores como John Cage, Charles Ives, quien escribía por su propio gusto. No es mi caso: no pienso en el público, pero pienso en comunicar, en que la música llegue a todo nivel”, reconoce el director uruguayo al hacer un balance acerca de su relación con los espectadores.

Consciente de que no siempre resulta sencillo tener un contacto con el público, recordó que Schubert y Stravinski no pensaban en el público, sino el público se aclimató a su música, estaban un poco adelantados a los espectadores, aunque en los últimos 20 años hay una especie de aclimatación de los compositores.

“También es cierto que hoy día hay compositores interesados en escribir música que el público en general pueda apreciar, como Phillip Glass, quien escribe música repetitiva, pero tiene un público enorme, por todo el mundo, pero es que él piensa en los espectadores”, dijo.

Acerca de su programa para el concierto en el Teatro Juárez, el compositor va a incluir una pieza de su autoría, si bien lo más importante dentro de su propuesta es mostrar todo lo que puede interpretar la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, desde su perspectiva una de las más importantes en el ámbito latinoamericano, a la que dirige como director huésped.